Investigadores de la UNAM crean biocombustible con queso y vino

Esta contribución beneficiará a las productoras del país
La contribución podrá hacer autosuficientes a los productores locales. | (Fuente: Flickr)

Investigadores del Instituto de Ingeniería (II) han desarrollado un biocombustible a partir de los residuos de las fábricas de queso y vino; así lo dio a conocer en un comunicado la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La máxima casa de estudios informó sobre esta contribución científica y tecnológica el pasado 4 de abril en su página oficial. Se trata del resultado de un proyecto liderado por el investigador Germán Buitrón Méndez; cuenta además con la participación de distintos académicos de la Unidad Juriquilla, perteneciente al estado de Querétaro. Todos ellos trabajan en conjunto para diseñar un combustible útil y limpio que genere electricidad y que apoye a las productoras locales del país.

Para emprender este proyecto, los miembros del grupo de investigación han acudido a diversas industrias de queso y vino, ubicadas en Tequisquiapan y Ezequiel Montes; en ellas, recolectan el zumo de las frutas además de su cáscara. También almacenan el suero de la leche resultante de la industrialización de los productos lácteos.

Los investigadores de la UNAM acuden a los centros vinícolas y trabajan con los desechos de su producción. | (Fuente: Pixabay)

Germán Buitrón comenta que han acudido a las zonas vinícolas durante las principales épocas de vendimias (que se extienden desde junio hasta noviembre); asimismo, durante el resto del año se desplazan a las fábricas de queso para obtener la materia prima de su investigación. Después del proceso de recolección, se trasladan de vuelta a su laboratorio.

Se beneficiará a los productores locales

Una vez que cuentan con estos ingredientes, los académicos trabajan en la generación de electricidad a partir del biogás. Su objetivo con esta contribución científica será emplear dichos biocombustibles en las mismas productoras de donde provienen las materias primas. De este modo, se verían beneficiadas las industrias de queso y vino nacionales; en caso de implementar estas propuestas, las fábricas podrían hacerse autosuficientes sin transportar lejos el biogás.

La UNAM ha prestado sus instalaciones para las campañas de vacunación Covid-19. | (Fuente: Pixabay)

La UNAM también ha contribuido en el aspecto sanitario con la población mexicana; hace poco ha prestado sus instalaciones en la Ciudad de México para la aplicación de la vacuna contra la Covid-19.

 

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

Publicidad