Este programa económico busca apoyar a la comunidad trans en la Cuauhtémoc

Mujeres y hombres trans, como todo ser humano, merecen políticas públicas que garanticen una buena calidad de vida
Este programa económico busca apoyar a la comunidad trans en la Cuauhtémoc. (Imagen:Twitter)

Debido a la exclusión y discriminación de diversa índole, el Gobierno de la Ciudad de México le dará 2 mil pesos mensuales para atención médica a personas transexuales, transgénero, travestis o intersexuales mayores de 30 años. Este apoyo busca mejorar la calidad de vida de las mujeres y hombres trans.

En la Gaceta Oficial de la Ciudad de México (CDMX) se publicaron las reglas  de operación del Programa Social de apoyo Económico para la Atención Emergente en materia de Salud de las Personas Trans.

Gobierno de la Ciudad de México dará 2 mil pesos mensuales. (Imagen: Gaceta Oficial CDMX)

Este programa tiene como objetivo proteger, apoyar y derrocar las brechas de desigualdad en educación, salud y economía  contra mujeres y hombres transexuales. Así mismo, busca mejorar tanto su calidad como expectativa de vida.

En este sentido, la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) resaltó que el 80% de las mujeres trans fallecen entre los 30 y 45 años debido a la violencia ejercida en contra de ellas.

Por tanto, es necesario crear políticas públicas que protejan su derecho a la identidad y seguridad jurídica, en suma, a una vida digna.

El apoyo consiste en 24 mil pesos anuales que se entregarán de manera mensual mediante una tarjeta. Es decir las personas transexuales recibirán 2 mil pesos mensuales. Los que están destinados para cubrir distintas necesidades médicas:

  • Tratamientos hormonales
  • Infiltraciones de agentes químicos
  • Enfermedades de Transmisión sexual
  • Consultas médicas

Se otorgará a 200 personas mayores de 30 años de edad y en situación de vulnerabilidad económica o de salud. De esta manera se atiende a un sector que ha sido relegado en las políticas públicas.

De acuerdo con el artículo 33 de la Ley de Desarrollo Social y el Articulo 50 de su reglamento, sólo quienes cumplan los siguientes requisitos podrán ser acreedores de este apoyo:

  • Ser persona trans mayor de 30 años
  • Tener un comprobante médico de condición de salud derivada de tratamientos hormonales, infiltraciones de sustancias químicas y/o enfermedades de transmisión sexual
  • Vivir en la alcaldía Cuauhtémoc y/o trabajar en esta demarcación
  • Entregar original y copia de su documentación (Vía: Animal Político)

Entre la documentación que deben presentar se encuentra:

  • Cédula única de Registro de Población (CURP)
  • Identificación oficial con fotografía (INE, pasaporte, cédula profesional)
  • Comprobante de domicilio reciente
  • Escrito de petición de ingreso dirigido al titular de la dirección General de Desarrollo y Bienestar, en el cual señale los datos de la persona
  • Firmar una carta compromiso en la que la persona beneficiaria se comprometa a utilizar el dinero para atención médica.
  • Realizar su chequeo médico en alguna institución de salud pública

Programas de apoyo en la Cuauhtémoc. (Imagen:Twitter)

Las mujeres y los hombres transexuales existen, sin embargo, la sociedad e instituciones públicas, en mayor o menor medida, no han realizado lo suficiente para otorgarles visibilización, estado de  derecho o por lo menos espacios seguros.

Plumas atómicas platicó con Andrea Odessa Curiel Uribe, diseñadora, animadora y beneficiaria del programa. Ella se enteró del programa a través de las jornadas informativas de programas sociales que fueron difundidas en diferentes municipios.

Esta es la tarjeta de apoyo económico para la comunidad trans, vean qué bonito diseño. (Imagen:Twitter)

Se trataba de 8 a 10 programas entre los que se encontraba el de apoyos a la comunidad trans. Después de darles la información necesaria, fueron citados a finales de febrero para entregar la documentación requerida. Seis meses después Andrea recibió la tarjeta de dicho programa.

El apoyo no sólo radica en una aportación económica, pues se pretende otorgar atención integral en diversos aspectos:

  • Revisión médica general cada tres semanas
  • Análisis para la vista
  • Talleres para personas trans
  • Bolsa de trabajo 

El día de ayer se entregaron las tarjetas y se realizó una pequeña ceremonia para inaugurar el programa en la que participaron activistas trans y autoridades de la delegación Cuauhtémoc.

Si bien, se trata de un programa incluyente y que atiende a las necesidades básicas de la comunidad trans, Andrea señala que algunas personas lo tomaron de mala manera. En este sentido, la tarjeta entregada es un monedero electrónico que permite gastar los recursos en una canasta básica en materia de salud.

Pero, muchas personas creen que el dinero se destina a operaciones estéticas o que simplemente el dinero se utiliza en fines diversos y que nada tienen que ver con  esta iniciativa, lo cual, es una mentira. Andrea Odessa puntualizó que:

Una cosa que cabe destacar es que las personas que fueron ayer a recibir este apoyo son personas de muy bajos recursos y yo diría que un 70% se dedica a la prostitución. Entonces es una población super vulnerada, incluso dentro del sector de la prostitución son discriminadas”. 

Los hombres y mujeres trans, como todo ser humano, necesita acompañamiento, apoyo psicológico y médico que, a su vez, participa de sectores laborales respetuosos e incluyentes que les permitan crecer tanto de manera profesional como emocional y psicológica.

¿Qué hace falta para acabar con el estigma?

Estas políticas públicas deben ir acompañadas de un cambio social, es decir, que la población sea más abierta e incluyente. Que no sólo se conforme con respetar a la comunidad LGBTTTIQA, sino que comprenda qué es lo que viven y cómo pueden cambiar las situaciones de desigualdad.

“La visibilización es importante por eso: porque la gente se puede dar cuenta de la situación en la están las mujeres y el estigma es una consecuencia de ostracismo social, la misma sociedad te enfoca a eso, entonces que la gente, que las personas trans con educación, con apoyos podemos salir adelante. Somos como cualquier otra persona. Lo que tienen las personas en esta situación es la estigmatización y los prejuicios, entonces lo único que se puede hacer es hacer campañas de visibilización” (Andrea Curiel Uribe)

En opinión de la diseñadora, las políticas públicas aplicadas a la comunidad transexual siempre son vistas y discutidas desde un aspecto moral, poco se habla de trato humano en las empresas y de la sensibilización para trabajadores del séctor laboral como el de salud.

También hace falta ayuda para procesos de feminización o masculinización corporal, ninguna de estas son cubiertas por parte de las instituciones públicas debido, una vez más, a prejuicios morales.

No sólo se trata de una operación con fin estético, no se puede ignorar que las mujeres y hombres trans deben modificar su cuerpo para ser aceptadas en la sociedad, ¿algún hombre cisgénero ha tenido que hacer algo así?

En suma, la comunidad trans necesita mejores condiciones de salud, economía, seguridad jurídica que les permita ser entes políticos con derechos. Andrea se reconoce privilegiada ya que tiene una carrera y un trabajo en el que puede desarrollarse, pero se pregunta qué sucede con las mujeres y hombres que no tienen la mismas oportunidades.