SAT implementa sistema para reconocer identidad de personas trans

Imagen: Especial

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las personas trans en nuestro país tienen que ver con la dificultad de acceder a servicios públicos, uno de ellos, por supuesto, son los del SAT.

El problema es que varias personas de la comunidad trans, tenían problemas para obtener su e firma, debido a que el RFC no coincidía con los datos biométricos, es decir, el nombre no coincidía con el sexo de la persona.

Este tipo de anomalías son un problema recurrente de las personas trans en las instituciones públicas y privadas, ya que no se han creado mecanismos para que su identidad sea reconocida plenamente.

Imagen: Especial

Por ejemplo, Noemí, en una entrevista para El Financiero señaló que logró que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) reconociera los cambios de género para efectos fiscales, lo cual produjo que el SAT diera de alta un nuevo RFC y expidiera una nueva e firma.

A partir de esto, el SAT implementó un sistema para regularizar a las personas trans, así que si te enfrentas a este problema, aquí te explicamos lo que tienes que hacer.

Primero, tienes que dar aviso al Registro Civil tu cambio de identidad, dicha institución te expedirá un acta de nacimiento que reconocerá tu nuevo género.

Con tu nueva acta de nacimiento debes acudir a las oficinas del SAT a dar de baja tu RFC anterior para así obtener uno nuevo con tu nueva identidad.

Imagen: Especial

Iván Curiel, quien es director General de Quejas y Reclamaciones contra Organismos Fiscales Autónomos y Autoridades Coordinadas de la Prodecon, señaló en entrevista para El Financiero que es importante dar de baja el viejo RFC debido a que las autoridades podrían interpretar que el contribuyente tiene una doble identidad.

Este trámite es importante porque el nuevo RFC le permite a las personas trans realizar varios trámites en el sistema financiero, que empiezan con la apertura de una cuenta bancaria, que es algo básico para cualquier persona.

Con información de El Financiero