Qué es el radfem: 3 claves para entender el feminismo radical

Equivocadamente se le ha estigmatizado por creer que acepta y promueve la violencia hacia los hombres
El Radfem es una corriente del feminismo | Foto: Cuartoscuro

Entre mujeres, cada vez es más frecuente escuchar preguntas como ¿Qué tipo de feminista eres? o ¿Con qué corriente feminista te identificas? Esto nos habla de una madurez en el movimiento del feminismo, un logro más para dejar de lado creencias que lo definen como una postura de ocasión. 

Con lo anterior, podemos encontrar corrientes como el feminismo liberal, el marxista, el de igualdad, el disidente o el radical, por mencionar solo algunos. Este último, conocido también como radfem, es de los más controversiales, pues esta rodeado de mitos y desinformación que lo asocian con la violencia ideológica.

A decir verdad, el radfem no incita a la violencia y tampoco busca eliminar a los hombres del mundo, como muchas ‘militantes’ de esta corriente lo han señalado. Por ello, para ayudarte a entender la verdadera ideología radfem, reunimos tres claves para comprenderlo. 

Un ejemplo del radfem malentendido serían las llamadas ‘Terfifas quienes recurren al lenguaje de odio para manifestarse y son mujeres, que dicen pertenecer al feminismo. 

Hay muchas corrientes feministas y cada vez más información sobre ellas | Foto: Cuartoscuro

1. Origen del radfem

El feminismo radical aparece durante la segunda ola del movimiento, en la década de los 60. Ya que, después de hacer visible la violencia institucional era el momento de poner atención en todas aquellas acciones que subordinan a las mujeres a nivel cotidiano, de ahí su famoso lema ‘lo personal es político’. 

Radical significa ‘relativo a la raíz’ y esto hace referencia a su ideología, misma que busca encontrar la verdadera raíz de las problemáticas de género. 

Fueron las radfem quienes evidenciaron muchas de las situaciones que sometían a las mujeres y que nadie veía porque estaban socialmente normalizadas. Sin embargo, el radfem actual carece de esta esencia radical. 

El radfem busca llegar a la raíz de los problemas de género para solucionarlos | Foto: Cuartoscuro

Según la opinión de activistas y estudiosas del feminismo como Valeria De Dios Mendoza, abogada en materia de género, las posturas contemporáneas que responsabilizar a los hombres de todos los problemas solo por su naturaleza nublan la verdadera raíz: el sistema

“La significación del feminismo radical se aleja por completo del extremismo, la intransigencia y la tendencia ideológica o psicológica que consiste en el uso de la fuerza, como elemento indispensable para lograr la completa emancipación de la mujer.”

2. Mitos del radfem

Como también lo señaló la activista, la historia contemporánea del radfem se ha tornado distinta, pues hay muchas ‘militantes’ de esta corriente que autolegitiman discursos transgresores y violencia como estandarte del feminismo radical. 

Gracias a estas prácticas, que se alejan del fundamento principal, se estigmatiza esta forma de pensamiento y se crean mitos sobre su fin y el del propio movimiento movimiento, ocasionando división en el feminismo. 

Usualmente, generalizan a las radfem con grupos iconoclastas en marchas feministas | Foto: Cuartoscuro

Si bien, reconocer que el radfem no promueve ningún tipo de violencia, también hay que señalar que tampoco acepta agresiones por la identificación con un sexo específico ni la que conlleva a la rivalización entre hombres y mujeres. 

Lo anterior debido a que, se han expresado frases e invitaciones, principalmente en redes sociales, donde ‘militantes’ del radfem incitan a hostigar, violentar, separar y, en casos extremos, eliminar a los hombres y personas transgénero,  acciones que solo provocan la tergiversación de la corriente. 

Así como este planteamiento, el feminismo aboga por la despenalización del aborto, pues es un derecho la libertad de decidir sobre el cuerpo propio y aquí algunos argumentos a favor del aborto para callar al patriarcado.

3. Retos del radfem 

Para algunas investigadoras de estudios de género, uno de los retos de esta corriente feminista es aclarar su origen e ideología para que así puedan separarse de las ‘militantes’ que únicamente promueven la violencia y la transfobia a costa de este tipo de feminismo. 

El radfem no pruebe discursos misóginos ni de violencia | Foto: Cuartoscuro

A través de la información verídica y la condena a las acciones transmisóginas o de violencia ideológica se podría esclarecer las verdaderas metas y filosofía del manifiesto radfem. Lo cual, también ayudaría a la consolidación de un movimiento unido, más fuerte y sin cupo para discursos de odio.

Para fomentar la transinclusión, una blogger propuso el uso de una bandera interseccional, cuyo significado en sus colores integra varios postulados del movimiento feminista. 

El feminismo es un movimiento social histórico que alberga los intereses de las mujeres, de ahí que tenga muchas ideologías internas que lo dividan para el estudio y entendimiento de la construcción social, biológica, política y transdisciplinaria de la mujer. Entender el radfem es un avance para dejar de deformar la esencia y objetivos del movimiento.

Con información de: Revistas Jurídicas UNAM

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

Publicidad