Escuela cristiana expulsa a alumna por comer pastel arcoiris

Autoridades del colegio consideraron que la joven promovió la bandera LGBT con su pastel
Escuela cristiana expulsa a alumna por comer pastel arcoíris. (Imagen: Gay Times)

Una joven de 15 años fue expulsada del colegio donde estudiaba debido a que ésta comió un pastel arcoíris que tenía los colores de la bandera LGBT.

Te recomendamos leer: Pareja gay abre el primer refugio para jóvenes LGBT sin hogar

De acuerdo con información de Gay Times, una joven de 15 años fue expulsada de la Academia Whitefield, ubicada en Kentucky, Estados Unidos, debido a que celebró su cumpleaños con un pastel y un suéter con los colores de la bandera gay.

Escuela cristiana expulsa a alumna por comer pastel arcoíris. (Imagen: Facebook)

La joven, de nombre Kayla, fue expulsada por las autoridades escolares de dicha institución a través de una carta en donde le indican a la madre de ésta, Kimberly Alford, que fue “expulsada inmediatamente por demostrar una postura de moralidad y aceptación cultural contraria a las creencias de la Academia Whitefield”.

La madre de la joven, Kimberly Alford, indicó que esta carta de expulsión por parte del colegio cristiano llegó luego de que ella compartiera en su cuenta de Facebook una foto donde Kayla aparece celebrando su cumpleaños con un suéter y un pastel que tenían los colores del arcoíris.

“Ella estaba feliz; ella se veía hermosa. Ya sabes, por supuesto que como madre le tomé una foto soplando a las velas de su pastel de cumpleaños y la publiqué en Facebook”, mencionó la madre de Kayla.

Escuela cristiana expulsa a alumna por comer pastel arcoíris. (Imagen: La República)

Alford agregó que poco después de haber publicado esta foto, el Director de la escuela cristiana, el Dr. Bruce Jacobson le envió por correo una carta que decía lo siguiente sobre la expulsión de su hija:

“La foto demuestra una postura de moralidad y aceptación cultural contraria a las creencias de la Academia Whitefield. No permitiremos que este tipo de ideas o actitudes contrarias a la filosofía del colegio sean promovidas en Whitefield”, puntualizó Jacobson.

Kimberly Aldford, madre de Kayla, indicó que la escuela agregó en su correo que la adolescente había “violado el código de conducta estudiantil en numerosas ocasiones” durante los dos últimos años, por lo que este caso de pastel y suéter arcoíris habían desatado esta decisión.

Por otro lado, la madre de la joven también compartió que la Academia se puso en contacto con ella y le dijeron que en el otoño se pondrían en contacto con la ahora ex alumna para “darle una oportunidad final de comenzar a adherirse al código de conducta” que estipula el colegio y su “estilo de vida formado por sus creencias cristianas”.

Además de volver a recalcar que Kayla fue expulsada por “no estar a la altura del acuerdo” que tenían con ella debido a sus anteriores faltas al código de conducta, la Academia Whitefield indicó que “todos los padres que inscriben a sus hijos en su escuela saben por adelantado que se les pide a sus hijos adherirse al estilo de vida cristiano”.

Al respecto, la madre de Kayla y ésta indicaron que se sienten “juzgadas y heridas” debido a la decisión que ha tomado el colegio de expulsarla, pues la joven no incurrió en ninguna falta al celebrar su cumpleaños de dicha manera o con dichos colores.

Aldford, madre de Kayla, comentó sentirse “juzgada” al igual que su hija y compartió que esta noticia de expulsión les pareció devastadora y discriminatoria. Mientras tanto, el colegio cristiano no se ha manifestado más respecto al tema.