¿Qué ciudad mexicana tiene el transporte público más caro?

En el país, la tarifa de transporte público varía por cerca de $12 entre los distintos estados
¿Cuáles son las diferentes tarifas del transporte público en México?

En el país hay una disparidad en las tarifas del transporte colectivo. ¿Realmente es más barato el transporte en la capital? 

El transporte colectivo con la tarifa más alta en el país es el de Baja California. Aun dentro del estado hay una disparidad de precios, pues en Mexicali éste oscila en $15.50 y en Tijuana puede variar entre $12 y $17.50. En Tijuana el kilo de tortilla en una tortillería local cuesta $17.27, por lo que podría ser más barato que un “viaje de ida” en transporte público.

El segundo lugar en la tarifa más alta se compite entre Torreón, Coahuila y Monterrey, Nuevo León, donde el transporte urbano cuesta $13.

A estas ciudades le siguen La Paz (con un costo de $12.50) y Cancún (con un costo de $12). Tanto Querétaro como León, Toluca, Ciudad Victoria, Saltillo y Durango tienen una tarifa de transporte público de $11.

En Acapulco, a principios de 2019 hubo un alza en el precio del transporte público. Los taxis colectivos aumentaron su tarifa de $17 a $18 y las Urvans subieron de $8 a $9. (Vía: El Siglo de Torreón)

En las capitales de distintos estados como Morelos, Tabasco, Colima, Campeche, Veracruz, Hidalgo, Sonora, San Luis Potosí, Tampico y Sinaloa el precio del transporte público es de entre 8 y 9 pesos.

Ahora bien, tanto Oaxaca como Chiapas, Aguascalientes, Chihuahua, Jalisco y Tlaxcala tienen una tarifa aproximada de 7 a 9 pesos. 

Por su parte, Puebla era el estado con la menor tarifa en el país: 6 pesos por transporte público. Sin embargo, a partir del 12 de octubre se incrementará el costo un 29% a entre 8 y 8.50 pesos. Se espera que en las unidades se agreguen GPS, cámaras de vigilancia y botones de pánico. (Vía: El Universal)

Debido al aumento en el transporte de Puebla, ahora es la Ciudad de México el sitio con el transporte público más barato. El metro de la ciudad cuesta cinco pesos, mientras que los camiones pueden variar entre 6 y 7 pesos, dependiendo de los kilómetros recorridos.

El problema es que para atravesar la ciudad se tienen que tomar varias unidades; por lo tanto, el gasto monetario se suma. Igualmente, una ruta realizada en transporte público ocupe el doble de tiempo que esa misma ruta en transporte privado. (Vía: Matador)

Un análisis de las tarifas del transporte público en México nos deja ver que el gasto puede no ser monetario. A pesar de las disparidades entre tarifas, habría que comparar las condiciones de las unidades de transporte y, sobre todo, el tiempo necesario para realizar dicho recorrido. La Ciudad de México podrá tener las tarifas económicas más baratas, pero el costo en términos de tiempo es el más caro a nivel nacional.