Nueva Zelanda aprueba ‘incapacidad’ pagada para víctimas de violencia

Imagen: The Guardian

Nueva Zelanda es un país que está tomando acciones revolucionarias en materia de género. La Primera Ministra Jacinda Ardern, por ejemplo, fue la primera en su historia en dar a luz mientras ejercía su cargo, además de hacerlo en el sistema público de salud de ese país.

Ahora, el Congreso aprobó la ‘incapacidad’ pagada para las víctimas de violencia doméstica. 10 días en los que podrán dejar a su pareja abusiva, encontrar un nuevo hogar y tomar las medidas necesarias para proteger a sus hijos e hijas.

La nueva resolución es el resultado de 10 años de trabajo por parte de la congresista Jan Logie, quien trabajaba en un refugio para mujeres víctimas de violencia antes de asumir su cargo.

Nueva Zelanda es uno de los países desarrollados con las cifras más altas de violencia doméstica: cada cuatro minutos, la policía recibe un reporte de violencia familiar. Es por eso que la resolución fue bien recibida en el Congreso.

No obstante, su aprobación no estuvo exenta de oposición. Algunos congresistas consideraron que la aprobación de ‘incapacidad’ a víctimas podría provocar que menos mujeres en posibles situaciones de violencia fueran contratadas, además de que el costo para pequeñas y medianas empresas sería muy alto.

Hasta ahora, el único país que ha implementado una medida similar es Filipinas: su Ley contra la violencia hacia mujeres y sus hijos, de 2004, incluye 10 días pagados. Sin embargo, no se sabe si esa medida es implementada en todo el país. (Vía: The Guardian)

En Nueva Zelanda, las víctimas de violencia no estarán obligadas a presentar pruebas del maltrato y además tendrán derecho a que sus circunstancias laborales se adapten a sus necesidades: cambio de lugar de empleo, cambio de dirección de correo electrónico y protección de sus datos personales en el sitio web de la empresa donde trabajen.