La imagen de la madre perfecta es violenta y debe terminar

Necesitamos olvidar la figura de la madre abnegada y sustituirla con redes de apoyo emocional y social
La maternidad necesita redes de apoyo social y emocional. (Imagen: Cuartoscuro)

La maternidad es un compromiso de por vida, éste exige mucha inteligencia emocional y suficiencia económica. Sin embargo, las madres también son mujeres trabajadoras que enfrentan un contexto de precarización laboral y brecha salarial de género. Debemos cuestionar la imagen de la madre perfecta y sustituirla por información adecuada y redes de apoyo social y emocional para las madres.

Son mujeres antes que madres

En la cultura mexicana existe una disonancia en la figura de la maternidad. Por una parte se hace gran halago de la figura de la madre abnegada. Aquella que sacrifica su crecimiento personal, profesional y emocional para criar a sus hijos. También realiza labores de cuidado no remuneradas, mantenimiento del hogar y contención emocional de familiares o terceras personas. Por otra parte, existen pocas redes de contención emocional para las madres. Éstas son juzgadas cuando deciden continuar su carrera profesional. Enfrentan precarización laboral, brecha salarial de género. Algunas crían a sus hijos de manera autónoma sin el apoyo del padre del o los menores. Por si fuera poco existen pocos lugares a los que las madres puedan asistir con sus hijos. Esto reduce su vida al trabajo remunerado, al no remunerado y la crianza.

Somos mujeres antes que madres. (Imagen: Pixabay)

Las mujeres que maternan necesitan recreación, tiempo libre y lejos de sus hijos, interactuar con otros adultos. Sin embargo, a menudo pasan más horas del día realizando labores de cuidado de terceros. Esto merma su salud mental y, consecuentemente, su proceso de crianza. Aunque parezca descabellado leerlo, recientemente más mujeres han hablado abiertamente de su proceso de crianza. Algunas lo han descrito como esclavitud. En este sentido, no hay descansos y siempre se tienen críticas y “consejos” de crianza por parte de personas que no crían.

Es necesario entender a las madres como mujeres. Es decir, que la maternidad es una parte de su vida, pero no su significado absoluto. Necesitan desarrollarse en diferentes ámbitos. Proporcionarse salud física, emocional y mental. Ésta sólo la conseguirán mediante labores de autocuidado y desarrollo profesional. Sin embargo, la ciudadanía sigue alabando la imagen de la madre que nunca para, nunca se cansa, la esclava.

Ser madre en un país donde rige la violencia de género

En primera instancia, muchas mujeres sufren depresión posparto. A nivel mundial, el 20 por ciento de las mujeres que viven en países con bajos ingresos padecen depresión posparto. En estas naciones, las mujeres con más hijos son aún más susceptibles de experimentar este padecimiento. Sin embargo las tasas de detección y atención son bajas.

La depresión posparto y la maternidad abnegada. (Imagen: Pixabay)

Para combatir la depresión ligada a la crianza, se deberían implementar ciertos programas de salud pública. El Gobierno de México ha sugerido los siguientes:

  • Servicios perinatales
  • Sensibilización del personal en violencia de género
  • Terapia para madres gestantes
  • Grupos de apoyo para las madres

La depresión no es el único obstáculo que enfrentan. También podemos mencionar la violencia doméstica y de pareja. Miles de mujeres deciden permanecer en relaciones violentas debido a la falta de autonomía económica o emocional. Otras mujeres son aisladas a tal punto de sólo convivir con su pareja violenta y sus hijos. De manera que, quedan desprotegidas y susceptibles a distintos tipos de violencia económica, física y sexual. Tan sólo pensemos que durante la pandemia de Covid-19, las llamadas de auxilio en la Ciudad de México aumentaron considerablemente. La maternidad perfecta no existe, existe la crianza humana, con respeto y redes de apoyo. Pero sólo podremos fomentarla si volteamos hacia las madres y entendemos y escuchamos sus necesidades y procesos.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO