Las mujeres y la depresión posparto

De no atenderse este trastorno, éste puede afectar a las mujeres incluso mucho después de haber dado a luz
(Imagen: Plumas Atómicas / https://dribbble.com/lopex

La depresión posparto es uno de los trastornos del estado de ánimo que más afecta a las mujeres después de que éstas dan a luz a sus hijos y aunque no queramos hablar de ello, es necesario para romper con los estigmas.

Te recomendamos leer: Qué no decirle a una persona con depresión

La depresión posparto puede aparecer en las mujeres durante y después de dar a luz a sus hijos. Las madres suelen caer en depresión y experimentar sentimientos de extrema tristeza, ansiedad, cansancio y dificultad para realizar sus actividades diarias.

¿Qué es la depresión posparto?

Es una enfermedad mental grave que involucra al cerebro y afecta la salud física y conductual de la mujer durante y después del embarazo. Ésta es común y se presenta en 9 de cada 10 mujeres después del embarazo. La mujer experimenta tristeza, desánimo, una sensación de vacío y no se siente ‘conectada’ con su bebé, lo que puede mermar su conexión temprana con el recién nacido.

Representación del vacío que sienten las mujeres con depresión posparto tras dar a luz.(Imagen: Wikimedia)

“Posparto” que significa el tiempo después del parto, es una de las etapas más difíciles para las mujeres que se convierten en madres, pues sienten tristeza incluso al haber dado a luz a su hijo o hija. Su sentimiento de tristeza no suele desaparecer de manera rápida, por lo que se les sugiere comenzar a tratarse.

¿Cómo se identifica?

Algunos de los síntomas que puedes presentar si tienes depresión posparto, son los siguientes:

  • Estás intranquila o malhumorada
  • Sientes tristeza extrema, te sientes desesperada o abrumada
  • Lloras mucho
  • Tienes pensamientos sobre hacer daño a tu bebé
  • Tienes pensamientos sobre autolesionarte
  • No tienes ganas de estar con tu bebé y no te sientes conectada con él o ella 
  • No tienes energía o motivación
  • Comes poco o demasiado
  • Tienes dificultades para concentrarte y recordar las cosas
  • Sientes que no tienes valor, experimentas culpa o te sientes ‘mala madre’
  • Te alejas de amigos, familiares, pareja y pierdes interés en hacer las cosas que antes te gustaban
  • Experimentas dolores de cabeza o malestares estomacales frecuentemente

Las mujeres y la depresión posparto. (Imagen: Medscape)

Todos estos síntomas se agudizan cuando no los tratas, pues algunas mujeres no suelen hablar de que se sienten deprimidas después de haber dado a luz, pues se supone que socialmente se espera que estén felices por haber tenido un bebé.

Causas de la depresión posparto

La principal causa de la depresión posparto es que puede haber un descontrol de hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona. Esto, debido a que después del parto, en las primeras 24 horas los niveles de hormonas disminuyen, lo que podría desencadenar una depresión repentina.

A pesar de lo hormonal, los especialistas sugieren que otros aspectos que contribuyen a la depresión posparto es que las mujeres se sienten cansadas antes y después del trabajo de parto. Muchas de ellas, al dormir poco y sentirse abrumadas con el recién nacido por tener que comenzar a procurarle, experimentan un cambio brusco en los niveles de sus hormonas.

Las mujeres y la depresión posparto. (Imagen: Everyday Health)

Si antes del parto la mujer experimenta dudas sobre ser madre o ser una ‘buena madre’ es posible que estos sentimientos contribuyan a la depresión posparto o en su defecto, alerten que la mujer ya padece depresión durante su embarazo. El estrés, los cambios de rutina, estar angustiadas por el bebé, sentirse menos atractivas o con falta de tiempo para sí mismas puede empeorar el cuadro de depresión posparto.

La depresión posparto en las mujeres

Una de las realidades de la depresión posparto, es que si cuentas con antecedentes de depresión o de trastorno bipolar, podrías ser más propensa a sufrir depresión después de dar a luz a un bebé.

Las mujeres y la depresión posparto. (Imagen: Pixabay)

Las mujeres que enfrentan antecedentes familiares de depresión, o se deprimieron en un embarazo anterior en caso de no ser el primero, también pueden estar más propensas a experimentar la depresión posparto.

Si sufres de alcoholismo, abuso de drogas, tienes dificultades con la lactancia o fue un embarazo no deseado, puede que todas esas aristas contribuyan a que atravieses por la depresión posparto. Según la Fuerza de Tareas de Servicios preventivos de los Estados Unidos, en casos como éstos, se recomienda a los médicos atender los síntomas de las mujeres durante y después del embarazo, para prevenir los riesgos de depresión en las mismas.

¿Cómo puedes tratar la depresión posparto?

Los especialistas sugieren dos tipos de tratamiento para la depresión posparto:

Terapia: puedes acudir con un psicólogo o un trabajador social para conocer estrategias que cambien la forma en la que la depresión te hace pensar, sentir o actuar.

Terapia con medicamentos: sugiere que acudas a terapia y que éste te analice de manera adecuada para saber si tu depresión posparto necesita apoyarse en antidepresivos que te ayuden a aliviar los síntomas. Algunos médicos o terapeutas podrían indicarte tomar antidepresivos que no afecten tu lactancia.

Las mujeres y la depresión posparto. (Imagen: Pixabay)

Sin embargo, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) sugiere que la depresión posparto sea tratada con brexanolona, medicamento que puede tratar este tipo de depresión en las mujeres. A pesar de ser una opción, la FDA ha indicado que este medicamento no es apto para consumirse durante el embarazo o la lactancia, debido a sus efectos secundarios.

La esketamina, es otro de los medicamentos sugeridos por especialistas para tratar la depresión posparto. Éste se administra mediante un atomizador y su uso sólo se sugiere una vez que la etapa de lactancia haya terminado, no se puede consumir durante el embarazo tampoco, pues éste puede dañar el feto.

A pesar de estas opciones, la única viable es la que te recomiende tu médico o especialista con el que estés tratando los temas de tu embarazo y tu depresión, pues recibir el tratamiento adecuado consiste en tener un diagnóstico correcto de parte de alguien que sepa acerca de dicho tema.

¿ Y si no tratas la depresión posparto?

De no tratar la depresión posparto, se puede empeorar el cuadro y afectar la manera en que vives y experimentas tu maternidad o a ti misma después de convertirte en madre. Puede ser que sigas sintiendo que no tienes energía suficiente, que tengas problemas para centrarte en las necesidades tuyas y de tu bebé.

Podrías sentirte malhumorada la mayoría del tiempo, que no quieras cuidar a tu bebé o estés imposibilitada para hacerlo debido a tus síntomas; también se podrían elevar los pensamientos autolesivos.

Las mujeres y la depresión posparto. (Imagen: Pixabay)

Especialistas refieren que la depresión posparto no tratada en las mujeres puede tener afectaciones para ellas y para sus bebés. Puede haber:

  • Retrasos en el desarrollo del lenguaje y problemas de aprendizaje
  • Problemas con el vínculo madre-hijo
  • Problemas de conducta
  • Llanto en demasía
  • Menor crecimiento físico y mayor riesgo de obesidad en los niños
  • Problemas pata lidiar con el estrés y adaptarse a la escuela o situaciones sociales

Mujer VS Depresión Posparto

Si eres una mujer que sufre depresión posparto o conoces a alguna que la padezca y quieres ayudarle, debes tomar en cuenta algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Descansa o permítele descansar lo más que pueda
  • No hagas demasiado y ocúpate de ti misma
  • Pide ayuda a tu pareja, familia y amigos, la responsabilidad con el bebé no es sólo tuya
  • Habla de cómo te sientes con tu pareja o con tu familia
  • Asiste a terapia y asesórate con médicos o terapeutas expertos en el tema
  • Si te sientes deprimida, pide ayuda a algún familiar o tu pareja para que te ayuden a cuidar a tu bebé

Y una de las más importantes recomendaciones, una vez que comiences tu embarazo, pregunta todo lo que puedas a tus médicos sobre la depresión posparto y apóyate en tu pareja, hablen del tema, no lo oculten ni lo minimicen.