Presos en la CDMX hacen cubrebocas para atacar al coronavirus

Los presos producen cerca de dos mil cubrebocas diariamente
Presos en la CDMX hacen cubrebocas para atacar al coronavirus (Imagen: Gobierno de la Ciudad de México)

En la Ciudad de México (CDMX) presos elaboran cubrebocas para combatir la crisis de salud causada por el Covid-19 o coronavirus. Mediane el programa “Hazme valer” los reclusos realizan hasta dos mil piezas diarias.

También te recomendamos: Video muestra desgarradoras imágenes de un hospital lleno de paciente de coronavirus en Italia

Para cubrir la demanda de cubrebocas, producto de la crisis sanitaria por el Covid-19, presos de al menos cinco reclusorios de la CDMX laboran diariamente cerca de dos mil piezas que, posteriormente, son distribuidas en diversas instancias de gobierno. 

Esta labor se realiza bajo el programa llamado “Hazme Valer”, iniciado desde el 2 de marzo. Según lo relatado por la Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez Velázquez , las personas que estaban inscritas al taller de costura decidieron elaborar  mascarillas y cubrebocas para las personas que enfrentan alguna enfermedad respiratoria y para combatir la dispersión del coronavirus.

En los centros femeniles de Reinserción Social de Santa Martha y Tepepan, la Penitenciaria e Santa Martha  y en los reclusorios preventivos varoniles Norte y Sur se elaboran cerca de dos mil piezas diarias. Estos son creados con materiales de calidad que cubren perfectamente los estándares de calidad establecidos para la elaboración de cubrebocas.

Recordemos que estas máscaras están elaboradas con tela de polopropileno antibacterial, hilo 100% de poliéster y se empaquetan en bolsas biodegradables de poliseda. Tanto los cubrebocas como el gel antibacterial fueron herramientas de uso básico que se agotaron tras el primer reporte de coronavirus en nuestro país.

Posteriormente, otros utensilios de limpieza e higiene se fueron agotando en cuanto se anunció la cuarentena sanitaria para ciertos sectores de la población.

Es necesario recordar que el cubrebocas es necesario cuando ya tienes una enfermedad respiratoria, pues al utilizarlo evitarás la dispersión del virus. Por tanto, utilizarlo sin tener una enfermedad no te protege del virus, la verdadera protección reside en el lavado de manos, el aseo y el aislamiento. 

Con información de: El Universal