Cómo discriminan leyes y patrones a trabajadoras del hogar

En México, solo 3 de cada 100 trabajadoras del hogar tienen prestaciones laborales de ley. De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), solamente el 2.6 por ciento de las 2.4 millones de personas trabajadoras del hogar tiene derecho al sistema de salud público y al sistema de ahorro para el retiro.

En conferencia de prensa, Alexandra Haas, presidenta del Conapred, señaló que fue a través de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 (ENADIS) que se obtuvieron datos sobre los derechos laborales de las trabajadoras del hogar encuestadas.

‘No hay igualdad en México’: Conapred

De acuerdo con los resultados, el 98% de las trabajadoras no cuenta con contrato de trabajo por escrito, a pesar de que es un derecho contemplado en la Ley Federal del Trabajo. La situación de discriminación se agrava cuando las trabajadoras pertenecen a pueblos indígenas.

La misma Ley Federal del Trabajo contempla el esquema voluntario de inscripción de trabajadoras del hogar en el seguro social. No obstante, de acuerdo con Conapred, “quienes son dados de alta en este esquema están cubiertos en aspectos como acceso al sistema de sanidad pública […] Sin embargo, quedan excluidos de prestaciones de guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit).

Haas menciona que la discriminación a trabajadoras del hogar ocurre no solo a través de las leyes, sino de manera cotidiana: en muchas ocasiones no se les permite comer los mismos alimentos que las personas para las que trabajan, se les obliga a usar un baño distinto o a trabajar más de ocho horas al día. Según la encuesta, 6 de cada 10 trabajadoras consideran que sus derechos son poco o nada respetados.

Una de las promesas de campaña del actual presidente Enrique Peña Nieto fue la de ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que obliga a sus miembros, entre otras cosas, a adoptar medidas que protejan a todas las personas trabajadoras del hogar. Sin embargo, a tres meses de que Peña Nieto deje la presidencia, dicha promesa no ha sido cumplida.

2.4 millones se dedican al trabajo del hogar, solo 2.6% tiene derechos laborales

Sin embargo, como señaló Marcelina Bautista, fundadora del Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores (Sinactracho), el Ejecutivo aún está a tiempo de mandar el Convenio 189 para su ratificación y reformar el capítulo XIII de laLey Federal del Trabajo.

Marcela Azuela de la organización Hogar Justo Hogar señaló que, mientras se cambian las leyes que aún discriminan a las personas trabajadoras del hogar, existen acciones que las y los empleadores pueden llevar a cabo para hacer más justa la relación laboral, como dar un trato respetuoso a las trabajadoras del hogar, respetar sus horarios y pagar salarios justos.

Por: Redacción PA.