¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Arqueólogos descubren un palacio maya de 1,000 años de antigüedad cerca de Cancun

Son restos de la ciudad de Kulubá
(Imagen: INAH)

Los arqueólogos en México han descubierto los restos de un vasto palacio maya de más de 1,000 años en una antigua ciudad a unos 160 kilómetros al oeste del punto turístico de Cancún.

También te recomendamos: Teotihuacán tenía menos desigualdad que otras culturas de la antigüedad

El edificio en Kulubá tiene 55 metros de largo, 15 metros de ancho y seis metros de alto, y parece estar compuesto por seis habitaciones, dijo el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH).

Es parte de un complejo más grande que también incluye dos habitaciones residenciales, un altar y un gran horno redondo. Los arqueólogos también han descubierto restos de un lugar de enterramiento, y esperan que el análisis forense de los huesos pueda proporcionar más pistas sobre los habitantes mayas de Kulubá.

El palacio posiblemente estuvo en uso durante dos períodos de la historia maya, dijo en un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH): el Clásico Tardío (600-900 dC) y el Clásico Terminal (850-1050 dC).

Además del antiguo palacio, los arqueólogos están explorando cuatro estructuras en la plaza central de Kulubá: un altar, restos de dos edificios residenciales y una estructura redonda que se cree que es un horno.

El palacio posiblemente estuvo en uso durante dos períodos de la historia maya (Imagen: Reuters)

“Este trabajo es el comienzo, apenas hemos comenzado a descubrir una de las estructuras más voluminosas en el sitio”, dijo el arqueólogo Alfredo Barrera. (Vía: INAH)

“Sabemos muy poco sobre las características arquitectónicas de esta región, el noreste de Yucatán. Entonces, uno de nuestros objetivos principales, así como la protección y restauración del patrimonio cultural, es el estudio de la arquitectura de Kulubá,” añadió Barrera. (Vía: INAH)

Debido a las preocupaciones sobre los daños causados por el viento y el sol en el sitio expuesto, cerca del popular centro turístico caribeño de Cancún, los conservacionistas están considerando reforestar partes de Kulubá.

“Una opción que el propio sitio da, es usar la vegetación en favor de la conservación. Reforestando sitios específicos para que los árboles protejan de la luz directa, el viento y otros elementos a las estructuras que tienen policromía,” expresó Natalia H. Tangarife, restauradora de la Sección de Conservación del Centro INAH Yucatán. (Vía: INAH)

“Esto es sólo el comienzo del trabajo. Sólo estamos descubriendo una de las estructuras más grandes del sitio,” agregó Barrera, quien espera que a medida que el trabajo continúe, se convierta en una atracción natural para los visitantes de la región. (Vía: INAH)

Con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia.