La SCJN declaró inconstitucional prohibir las bodas homosexuales en Jalisco

Ya antes, la Primera Sala de la SCJN se había pronunciado contra diversos códigos civiles por limitar el matrimonio a sólo parejas heterosexuales.
SCJN

El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló el matrimonio igualitario y consideró que prohibirlo en las leyes locales resulta discriminatorio ademas de que atenta contra los derechos humanos. Por tal motivo y a propuesta del ministro José Ramón Cossío Díaz, los 11 ministros de la Suprema Corte han anulado y ordenado modificar porciones de tres artículos del Código Civil del Estado de Jalisco en los que se establece que el matrimonio es únicamente entre un hombre y una mujer y que excluye a las parejas el mismo sexo.

El documento elaborado por el ministro Cossío Díaz le da la razón a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que impugnó la legislación de Jalisco que considera que la disposición es discriminatoria, ya que atenta contra la autodeterminación de las personas, el derecho al libre desarrollo de la personalidad de cada individuo, además de que viola el principio de igualdad al otorgar un trato diferenciado a parejas homosexuales respecto de las heterosexuales, al excluir la posibilidad de contraer matrimonio a personas del mismo sexo.

Cossío Díaz indicó que el artículo 260 señala que: “para contraer matrimonio, el hombre y la mujer necesitan haber cumplido 16 años…” y no define a la institución del matrimonio, porque tal definición está prevista en el artículo 258 del Código (el cual no fue reformado y sería invalidado también), si contempla que éste se contraiga entre “el hombre y la mujer” que deciden compartir un estado de vida para la búsqueda de su realización personal y la fundación de una familia.

Por lo que que esta institución en el estado de Jalisco está orientada al matrimonio heterosexual, “al excluir la posibilidad de contraer matrimonio a las personas del mismo sexo”. Hay que tener presente que por tratarse de una acción de inconstitucionalidad, se requiere del voto de al menos ocho ministros para invalidar la norma, de lo contrario, la legislación continúa vigente.

Esta fue la primera vez que el pleno de la Corte analizó el apego a la Carta Magna de un Código Civil que limita el matrimonio a una relación entre hombre y mujer. Ya antes la Primera Sala de la SCJN se había pronunciado contra diversos códigos civiles por limitar el matrimonio a sólo parejas heterosexuales, pero esos casos han sido amparos presentados por particulares que no anulan las leyes impugnadas y sólo benefician a aquellos que promovieron los juicios de amparo.