ANUNCIO
México

(ACTUALIZACIÓN) Chiapas: Los más adictos al consumo de refresco en todo el mundo

Su consumo es por estatus, religión y alivia los males, aunque también genera problemas de salud en la entidad.

Chiapas: Los más adictos al consumo de refresco en todo el mundo
El consumo es mayor que el de todo el país y el mundo (Foto: Cuartoscuro)

El consumo de bebidas gaseosas y azucaradas es común en las familias mexicanas, ya sea a la hora de la comida, en fiestas, o solo para darse un gusto tras una larga jornada de trabajo. Sin embargo, un estudio reveló que los más adictos al consumo de refresco en todo el mundo se encuentran en el estado de Chiapas. (Actualizada el 17 de octubre 2022)

De acuerdo con un reporte compartido por la agencia Latinometrics, las personas en Chiapas beben más de dos litros de refresco al día, superando al resto del país, e incluso a Estados Unidos y Brasil, que son los países que se encuentran abajo en la lista. En la gráfica, se muestra que la entidad consume más de 800 litros al año, mientras que el resto del país está por arriba de los 150 lt.

Chiapas: Los más adictos al consumo de refresco en todo el mundo

Supera a países como Estados Unidos y Brasil (Foto/Twitter: @LatamData)

La agencia recalcó que estos productos azucarados, específicamente la Coca-Cola, está tan arraigados en la cultura de Chiapas que suelen estar más disponibles que el agua potable, lo cual lleva a utilizarla hasta en ceremonias religiosas, reemplazando el agua bendita, como en San Juan Chamula, que el refresco entra hasta en las iglesias donde los feligreses las toman o las dejan a los pies de un santo como ofrenda.

El refresco en Chiapas se puede ver en las iglesias, pero esto también se adoptó en la parte esotérica del estado al punto de considerarlo un remedio para los males y ritos relacionados con brujería.

Chiapas: Los más adictos al consumo de refresco en todo el mundo

Consumo de refresco en Chiapas es de hasta 800 litros por persona al año (Foto: Cuartoscuro)

El profesor y humanista chiapaneco, Prudencio Moscoso Pastrana, declaró que entre los productos que utilizan los indígenas para sus ritos, oraciones y demás creencias se incorporó la Coca-Cola, porque, según piensan, ayuda a quitar los males “echados”, refiriéndose a un “maleficio” que se le hace a una persona para enfermarle y causarle la muerte.

El refresco presuntamente ayuda en el remedio para eliminar el mal causado a la persona, pues “estiman que el gas que contiene posee grandes propiedades curativas” y que al momento de eructar, es que creen que “ya está saliendo la enfermedad del cuerpo”.

También juega en la percepción social que se tiene en la entidad, y es que el mismo profesor Moscoso Pastrana aseguró que la mayoría de los indígenas consideran que consumir Coca-Cola o cualquier otra bebida con gas es sinónimo de prestigio, esto porque el producto viene embotellado y tiene un precio alto, además de reforzarlo con sus creencias locales mencionadas anteriormente.

Chiapas: Los más adictos al consumo de refresco en todo el mundo

Lo utilizan hasta en iglesias y en prácticas espirituales (Foto: Cuartoscuro)

Esta situación genera una problemática que ataca directamente a la salud de los ciudadanos. Según el análisis de la agencia, el 50% de todas las muertes que ocurren en México se deben a un alto índice de azúcar en la sangre, presión alta y obesidad, relacionadas con una mala alimentación.

Respecto al tema, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) ha pedido derecho de réplica, comentando lo siguiente:

  • La encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) junto a datos del ANPRAC señalan que en 2019 el consumo promedio de refrescos en Chiapas fue de 133 litros anuales o 364 ml per cápita, una cifra por debajo de la media nacional que fue de 159 lts ese año.
  • La Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares del Instituto Nacional de Estadística de México (INEGI) confirmó que en 2020, los chiapanecos gastaron en promedio $420 pesos mexicanos trimestrales en bebidas incluidas las alcohólicas. Si se traduce en volumen a precios promedio, coincide con la cantidad de menos de medio litro por persona. Si cada uno de los integrantes de estos hogares consumiera 821.25 litros al año, requerirían gastar 38 veces esa cantidad, lo cual es económicamente inviable.

“El consumo de refrescos no es el único factor que contribuye a estas muertes, y no se debe culpar directamente a ninguna empresa por ello”, aclaró Latinometrics en su reporte, asimismo, mencionó que las otras razones son la comida con bajos nutrientes, alimentos procesados y la falta de agua limpia, así como la baja actividad física.

Si bien el gobierno de México está implementando medidas para reducir su consumo, como las etiquetas de calorías y azúcares que agregaron a los empaques y botellas desde 2020, o ampliar la estrategia de Oaxaca (estado vecino con Chiapas) de prohibir la venta de golosinas y bebidas a menores de edad, aún queda un largo camino para concientizar en que existe una adicción al consumo refresco.

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO