En Tabasco, gobierno de Morena propone ley anti marchas

La llamada "ley garrote" o "ley antimarchas" propone de 10 a 20 años de cárcel
En Tabasco, gobierno de Morena propone ley anti marchas. (Imagen: Twitter)

En el Congreso de Tabasco se busca reformar el Código Penal para sancionar con cárcel las protestas. Esta ley anti marchas contempla hasta 20 años de prisión para quienes interrumpan las labores de empresas tanto del sector público o el privado.

Se modificó el artículo 169, de manera que, se impondrá una pena que oscila entre los 10 y 20 años para las personas que interrumpan las labores en empresas tanto públicas como privadas, esta ley también aplica para las personas que realicen bloqueos en carreteras que afecten a terceras personas.

Así mismo, se impondrá una multa que va desde mil hasta dos mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA). Si este delito fuera cometido por un funcionario o ex funcionario, será inhabilitado por 10 años.

Adán Augusto López Hernández, gobernador de Tabasco señaló que:

“lo que se busca es asegurar la inversión privada, fortaleciendo el arraigo de la industria nacional y extranjera, como un mecanismo que permitirá recuperar el buen vivir de las personas mediante el acrecentamiento de mayores y mejores oportunidades de empleo contribuyendo significativamente al logro de los objetivos trazados por la presente administración para abatir los altos índices de rezago, pobreza y marginación”. (Vía: El Universal)

Por su parte, la directora de la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil, dijo que se trata

“de meter orden, porque muchas veces se va a realizar una obra y diversos sindicatos no están de acuerdo por ciertos intereses, y tratan de cerrar el paso para frenar el avance de los proyectos que necesita Tabasco” (Vía: Ahora Tabasco)

¿Es represión o no?

Las protestas sociales  ocurren en cualquier régimen o gobierno, tomando en cuenta que en muchas ocasiones hay diversos sectores que no son atendidos ni escuchados de la manera adecuada.

En México, las marchas y protestas han sido consideradas una forma hasta cierto punto, eficaz y rápida para hacer notar la inconformidad ciudadana respecto a algún tema.

Es cierto que no todas las marchas son bien vistas y que en general interrumpen el tránsito de la ciudad, no obstante, la libertad de manifestación y expresión son derechos ciudadanos garantizados en la Constitución. Sobre todo en esta Cuarta Transformación, en la que una y otra vez se ha declarado que todas las persona pueden manifestarse.

Durante la conferencia mañanera, el presidente fue cuestionado sobre la posible ley anti marchas, por su parte dijo:

“Tengo información, no es así, se está buscando corregir un vicio de que se sobornaba a autoridades y en particular a PEMEX para poder llevar a cabo un trabajo de PEMEX o una compañía que trabajaba para PEMEX, se les extorsionaba, se les cobraba para poder pasar 500 mil pesos a la semana, eso no, por ahí no va la cosa. Entonces, ojalá el gobernador de Tabasco lo aclare, no es para reprimir libertades es para que no haya sobornos para que no se instaure el moche como forma de gobierno, se acaba el moche, se acaba el huachicoleo”

 

Con información de: La Jornada