Alberto fue víctima de violencia digital y fue respaldado por la Ley Olimpia

La Fiscalía comprobó el delito de violencia digital, por tanto, su agresora podría ser detenida próximamente
La Ley Olimpia también protege a los hombres contra la violencia digital. (Imagen: Pixabay)9

Alberto “G” un joven de la Ciudad de México (CDMX) denunció ser víctima de violencia digital por parte de una compañera de trabajo. Este trabajador, ante la nula respuesta de las autoridades de la empresa en la que labora, acudió a la Ley Olimpia. Su caso podría resolverse de manera satisfactoria. Ahora, el joven comparte su testimonio para hablar sobre el hostigamiento y acoso laboral contra los hombres.

El acoso sexual es un delito que se ejerce contra hombres y mujeres, sin embargo, no tiene las mismas implicaciones sociales y emocionales. En este sentido, el abuso sexual hacia las mujeres es normalizado y el abuso contra los hombres es invisibilizado o ridiculizado. Debido a la cultura misógina aquellos hombres -sin importar su edad, raza y condición económica- que son víctimas de alguna agresión de carácter sexual, ven cuestionada su hombría. De alguna manera, siempre se les culpa por haber sido abusados o se considera que no hubo tal. Afortunadamente, cada vez más hombres jóvenes hablan sobre los tipos de acoso que enfrentan cada día.

Denunciar acoso sexual siendo un hombre

Con relación al caso de acoso. Alberto “G” señaló que en julio de 2020, en la empresa Profuturo se suscitó un caso de hostigamiento sexual en contra de una de sus compañeras de trabajo. Ante dicha situación, Alberto defendió a su colega. No obstante, una mujer identificada como Ana María “M” defendió al presunto agresor. Después, Ana María “M” envió contenido íntimo de carácter sexual, propiedad de Alberto “G”,  para hacerlo pasar como el acosador.

Difundieron contenido íntimo de carácter sexual de Alberto “G”. (Imagen: Pixabay)

Por consiguiente, Alberto emitió una denuncia en la empresa por el delito de acoso sexual. En primera instancia, recurrió a Fernando “G”, pero fue tratado de manera hostil y enviado a otras instancias para emitir su denuncia. Cabe mencionar que este trámite se procesa mediante un tercero, en este caso, la empresa Ethics Global. No obstante, la denuncia no tuvo fruto alguno. Al enterarse del proceso, su jefa directa, una mujer identificada como Myroslava “M”, le ofreció su apoyo, pero le pidió discreción. Ante la ineficacia de la empresa en la que labora. Alberto emitió una denuncia por violencia digital mediante la Ley Olimpia. Ésta fue interpuesta el 13 de julio del 2020 ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).  Por su parte, la policía cibernética realizó la investigación y comprobó el delito denunciado por Alberto “G”.  Elementos de seguridad reunieron las pruebas suficientes como el número del que se enviaron los mensajes; el contenido íntimo y las ubicaciones donde el contenido fue recibido. De manera que, próximamente podría emitirse una orden de aprehensión contra la agresora de Alberto “G”.

 Las secuelas del acoso emocional y sexual

Alberto “G” experimentó diversas secuelas tras ser víctima de violencia digital. En primera instancia, tuvo que convivir diariamente de manera virtual con su agresora. Recordemos que ella no tuvo sanción alguna tras haber difundido el contenido íntimo de Alberto.

El hostigamiento sexual deja secuelas emocionales. (Imagen: Pixabay)

En segunda instancia, el desamparo de sus jefes y la empresa generó en el joven daño psicológico. La Fiscalía constató el abuso psicológico del que fue víctima. Por tanto fue atendido por especialistas. A pesar de haber obtenido una respuesta favorable por parte de la Fiscalía, Alberto “G”, considera que podría ser despedido injustificadamente. En México por cada once delitos sexuales contra mujeres, sólo se denuncia uno ejercido contra los hombres. Diversas organizaciones internacionales han señalado que las formas de acoso y agresión contra los hombres deben ser atendidas tanto jurídica como socialmente. De esa forma se vivirá en una sociedad libre de violencia contra hombres y mujeres. Si necesitas denunciar algún delito de violencia digital, acude a la Ley Olimpia.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

Publicidad