Tras 50 años desaparecida, reaparece la musaraña elefante

Las musarañas elefante no son ni elefantes ni musarañas, y están más estrechamente relacionadas con los osos hormigueros
(Imagen: Global Wildlife)

La musaraña elefante de Somalia que aparentemente había desaparecido de la faz de la Tierra hace 52 años, ha sido redescubierta en Djubouti.

También te recomendamos: Reaparece tiburón que no se había visto en más de 100 años

Los científicos encontraron a la musaraña elefate, que es del tamaño de un ratón en el Cuerno de África después de que los investigadores lo habían dejado de documentar su existencia durante más de medio siglo, según un informe de The Guardian. Hasta ahora, el sengi somalí se documentó por última vez hace 52 años en 1962.

Según el informe, los científicos se propusieron buscar al animal después de que los lugareños identificaron a la criatura a partir de fotografías antiguas. Hay 20 especies de sengis en el mundo y el sengi somalí, también conocido como musaraña elefante es uno de los más misteriosos.

Utilizando el conocimiento adquirido por la población local combinado con lo que sabían de los animales, los científicos pudieron atrapar y observar a la musaraña elefante una vez más.

(Imagen: Global Wildlife)

Los científicos atraparon con éxito a la criatura con un c cebo que era una mezcla de mantequilla de maní, avena y levadura. La captura fue posteriormente identificada como la musaraña elefante por el mechón de pelo en su cola, que lo distingue de otras especies de sengi.

“Fue asombroso”, dijo Steven Heritage, científico investigador de la Universidad de Duke en Estados Unidos. “Cuando abrimos la primera trampa y vimos el pequeño mechón de pelo en la punta de la cola, nos miramos el uno al otro y no podíamos creerlo”.

El equipo instaló más de mil trampas en múltiples ubicaciones y vio 12 sengis en total. Luego pudieron obtener fotografías y videos de muasaraña elefante vivos para la documentación científica.

Las musarañas elefante no son elefantes ni musarañas, y están más estrechamente relacionadas con los osos hormigueros, según la African Wildlife Foundation.

Los animales “toman su nombre de su cabeza larga y puntiaguda y su nariz muy larga, móvil y parecida a un tronco”, de acuerdo con la descripción del sitio web.

“La distribución de las musarañas elefante se limita a bosques muy fragmentados, lo que limita su acceso a los recursos disponibles y dificulta la búsqueda de pareja, lo que resulta en poblaciones restringidas”, agrega el sitio.

Con información de The Guardian