Se eleva a 22 el número de elefantes muertos en reservas forestales de Zimbabue

Hasta el momento, se han registrado 22 muertes de elefantes en las últimas dos semanas. Se sospecha que la causa de muerte es una enfermedad bacteriana
(Imagen: Twitter @Zimparks)

El número de elefantes muertos registrados en reservas forestales desde el pasado viernes hasta el día de hoy, ha aumentado de 11 a 22, según informó Tinashe Farawo, portavoz de la Autoridad de Manejo de Parques y Vida Silvestre de Zimbabue (Zimparks).

También te recomendamos: En Botsuana se eleva el número de elefantes muertos

Se inició una investigación, luego de que la semana pasada se reportara la muerte de 11 elefantes, por causas misteriosas, en la Reserva Forestal Panda Masuie, ubicada entre el Parque Nacional Hwange y las Cataratas Victoria.

Farawo señaló que fueron encontrados otros 11 elefantes muertos entre el martes (1 de septiembre) y el miércoles (2 de septiembre), cuatro en la zona de Woodlands Estate, y los restantes en el Parque Nacional Zambezi. También señaló que la mayoría de los cadáveres encontrados correspondían a elefantes jóvenes, no mayores a los 18 años.

Asimismo, Farawo explicó que se tomaron muestras de los últimos cadáveres con el fin de realizar las pruebas de laboratorio necesarias para determinar la causa de muerte de los paquidermos; sin embargo, la principal sospecha apunta a que los paquidermos fallecieron a causa de una enfermedad bacteriana que pudieron haber contraído mientras buscaban comida a ras del suelo.

Aunque esta información no ha sido confirmada, Farawo descarta la intoxicación por cianuro, por lo que expresó:

“Nuestras investigaciones preliminares han descartado la caza furtiva y la intoxicación por cianuro porque los colmillos están intactos y ninguna otra especie animal se ha visto afectada, incluidos los buitres”.

En este sentido, manifestó que pasará un tiempo antes de que se publique un informe final sobre la causa de muerte de los elefantes.

“Sospechamos que es las mismas causas que el primer grupo y también estamos buscando llevar muestras a otros laboratorios independientes para que podamos ampliar nuestras investigaciones”, expresó.

Este caso recuerda al sucedido en el pasado mes de julio, cuando se supo sobre la muerte de más de 350 elefantes en Botswana.

En su momento, los científicos explicaron este fenómeno como un “desastre de conservación”, cuya causa de muerte sigue siendo desconocida.

Las primeras muertes de estos paquidermos, se registraron a principios de mayo y cuando las cifras se elevaron a 169 muertes a finales de este mes, hubo una preocupación general, y a mediados de junio, se reveló a través de fuentes locales que el 70% de estas muertes se produjeron cerca de pozos de agua.

Con información de The Guardian

Publicidad