El ozono es una amenaza real para la biodiversidad mundial

La contaminación por ozono amenazaría la biodiversidad del Mediterráneo, Japón y África Ecuatorial
(Imagen: Pixabay)

El ozono (O3) se está convirtiendo en una amenaza para la biodiversidad mundial, de acuerdo a un nuevo estudio científico. El aumento tendría graves consecuencias durante las próximas décadas.

También te recomendamos: Los bosques no solo están desapareciendo, también se están haciendo más jóvenes

Un estudio publicado en Science Advances alerta que el ozono está alterando el funcionamiento de los ecosistemas terrestres y poner en riesgo la biodiversidad de plantas, microorganismos e insectos en el mundo.

Existen dos tipo de ozono. El que forma la capa de ozono está en la estratosfera, se forma de manera natural y es beneficioso ya que absorbe los rayos UV.

El otro ozono, el troposférico, está situado en la parte baja de la atmósfera, es considerado como un contaminante, porque produce gases como el óxido de nitrógeno, entre otros.

Las plantas, insectos y microorganismo sufrirían los efectos de la contaminación por ozono (Imagen: Pixabay)

El estudio, liderado por el profesor Evgenios Agathokleous de la Nanjing University of Information Science & Technology (NUIST), y que cuenta con la participación de varios expertos de todo el mundo, informa que para el 2100, las zonas que sufrirán más los efectos del ozono en su biodiversidad son la cuenca del Mediterráneo, las islas del Atlántico del hemisferio norte, Etiopía, África Ecuatorial, la costa de la India, el Himalaya, el sur de Asia y Japón.

El ozono puede afectar la química natural de las plantas, ya que altera los compuestos químicos y fragancias que segregan para comunicarse. Además, genera una disminución en la producción y la cálida de hojas. También provoca confusión en los insectos a la hora de buscar plantas polinizadoras para alimentarse y poner sus huevos, lo que pone en riesgo su reproducción y sus condiciones físicas. Esto, a la larga terminará afectando las cadenas alimenticias.

“La química de la vida es tan imperceptible como relevante, y así nos lo demuestra un gas oxidante como el ozono, capaz de provocar cambios en la abundancia y diversidad de algunos insectos y plantas, alterar toda una comunidad y hacerlo sólo mediante reacciones químicas, de forma silenciosa e invisible,” explica Josep Peñuelas, quien participó en el estudio.

Por eso es importante comprender los efectos del ozono para que se puedan crear estrategias para proteger y preservar la biodiversidad mundial.

Con información de EFE