Los bosques no solo están desapareciendo, también se están haciendo más jóvenes

Un estudio señala que los bosques se están encogiendo y, al mismo tiempo, los árboles no crecen tanto como antes.

La deforestación ha provocado que miles de kilómetros de selvas y bosques se pierdan y, con ellos, su vegetación. Sin embargo, el problema no es solo la extensión: un estudio señala que la destrucción de esos ecosistemas también trae consigo el problema del crecimiento de los árboles, que cada año es más limitado.

También te recomendamos: Espectacular video capta a 60 mil tortugas que van a una playa de Australia a desovar

La investigación, difundida el 29 de mayo en la revista científica Science, fue realizada por científicos del Departamento de Energía del Pacific Northwest National Laboratory a partir de una recopilación de 160 estudios sobre bosques alrededor del mundo. Esta indica que el aumento en las temperaturas y el dióxido de carbono han alterado los bosques, sobre todo a través de incendios forestales, sequías, daños provocados por el viento y otros enemigos naturales. Así, los árboles han sufrido una disminución en su tamaño y estatura.

(Imagen: Pexels)

“Durante los últimos 100 años hemos perdido muchos bosques antiguos”, señala el científico Nate McDowell del Pacific Northwest National Laboratory y autor del estudio. “Y han sido reemplazados en parte por no-bosques y en parte por bosques jóvenes. Esto tiene consecuencias en la biodiversidad, en la mitigación climática y en la silvicultura”.

McDowell dice que dicha tendencia puede continuar a causa del aumento en las temperaturas:

“Un futuro planeta con menos bosques amplios y antiguos será muy diferente al que estamos acostumbrados. Los bosques más viejos suelen albergar a una mayor biodiversidad que los bosques jóvenes, y almacenan más carbono”.