Jesusa Rodríguez, artista becada, dice que las becas del Fonca deben desaparecer

Jesusa Rodríguez dice que quiere eliminar las becas del FONCA, aunque alguna vez trabajó en un proyecto apoyado por la fundación
Jesusa dice que becas del FONCA deberían desaparecer (Imagen:Twitter)

La senadora del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Jesusa Rodríguez de nuevo hizo una polémica declaración. Esta vez no se metió con la mariguana, las carnitas o el fin del maíz, sino contra las artes. Durante una conferencia en una sede de la UNAM, la senadora dijo que las becas que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) deberían desaparecer.

Jesusa Rodríguez participó en el XI Encuentro del Instituto Hemisférico de Performance y Política (HEMI), de la universidad de Nueva York que fue celebrado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. La artista no pudo abandonar el evento sin emitir su opinión acerca de las becas otorgadas por el FONCA.

Aseveró que desde la fundación de las becas, estuvo en contra del proyecto: “lo he dicho siempre y lo voy a seguir diciendo, no estoy desacuerdo con el arte subsidiado”. (Vía: El Universal)

Por si lo anterior no fuera lo suficientemente claro, puntualizó que:

“Yo creo que las becas del FONCA deberían desaparecer, de entrada, y así lo pienso desde siempre. Segundo, considero que en este momento, que es el inicio de un cambio de régimen, no sólo los artistas, también los académicos, los científicos, los empresarios, los políticos tenemos que aguantar y bajarle a nuestros privilegios” (Vía: El Universal)

Instantes posteriores, aclaró que los artistas podían desplazarse hacia el sector privado antes que subsistir del erario.

Hablemos de los privilegios de los artistas, ¿cuáles? (Imagen: Twitter)

También explicó que lo más adecuado era que aquellas personas que habían tenido acceso a la educación, dejaran de consumir recursos que otras personas pueden aprovechar.

Becas que le han sido otorgadas a la senadora Jesus Rodríguez. (Imagen: Sistema de Información Legislativa)

Los ‘privilegios de los artistas’

Jesusa Rodríguez ha sido una prolífica artista que ha recibido becas por parte del sector privado. Por ejemplo, en 1997 le fue otorgada la beca Arts and Humanities de la Fundación Rockefeller. Anteriormente, en 1990 fue acreedora de la beca Guggenheim, que se brinda a creadores para que trabajen de forma un poco holgada.

Tal vez olvidó que en algún momento trabajó en un proyecto subsidiado por el FONCA. (Imagen: Twitter)

Aunque la senadora fundamenta su postura en la austeridad republicana y en la supuesta defensa de las personas con menos recursos, algunos usuarios de Twitter, como siempre, se dieron a la tarea de desenterrar un proyecto que fue apoyado por el FONCA en el que la senadora trabajó y parece haber olvidado.

Se trataba de la obra El día que María perdió la voz, ópera prima de Marcela Rodríguez, en la que Jesusa estuvo a cargo de la dirección escénica. Ante este hecho, la postura de la senadora se vuelve aún más cuestionable.

Recapitulemos: si bien es cierto que algunos funcionarios públicos deberían eliminar sus privilegios, hay ciertos programas que no deberían recortarse. En este sentido, es deber del Gobierno de México otorgar tanto apoyos como espacios y oportunidades tanto para los artistas emergentes, como para los que ya tienen trayectoria.

Usuarios de Twitter hablan de su experiencia en cuanto a las becas del FONCA. (Imagen: Twitter)

Ahora bien, las becas del FONCA están sujetas a convocatorias mediante las que se selecciona a los beneficiarios. Debido a que los recursos son limitados muchos no reciben el apoyo, algunos sufren retrasos en los pagos o tienen que invertir en sus proyectos.

Finalmente, es poco congruente declarar que no deberían otorgarse apoyos a los artistas cuando se es miembro de un movimiento que pretende becar a jóvenes estudiantes, padres de familia y personas de la tercera edad.

Peor aún si se ha tenido una trayectoria artística y, por ende, se sabe de las precarias condiciones que padecen los artistas, ¿por qué atacar a una institución que, bien o mal, ha apoyado a las humanidades y las artes? No lo sabemos, tal vez, Jesusa lo responda con un performance en el Senado.

Con información de: La Jornada