En un hecho histórico, Sudán criminaliza la mutilación genital femenina

Se castigará con tres año de prisión
(Imagen: Flickr)

Sudán ha criminalizado la mutilación genital femenina, haciendo que se condene con tres años de cárcel, una medida que los activistas han dicho que marcará el comienzo de una “nueva era” para los derechos de las niñas en el país.

También te recomendamos: Mutilación Genital Femenina: Cortarse para llegar virgen al matrimonio en África

Casi nueve de cada 10 mujeres y niñas en Sudán se sometieron a la mutilación genital femenina, según datos de las Naciones Unidas. El procedimiento generalmente implica la extirpación parcial o total de los genitales femeninos y puede causar una serie de problemas de salud.

El gobierno de transición de Sudán aprobó una enmienda a su legislación penal la semana pasada, declarando que cualquiera que realice mutilación genital femenina dentro de un establecimiento médico o en otro lugar enfrenta tres años de prisión y una multa.

Instrumentos con lso que se realiza la mutilación genital femenina (Imagen: Wikicommons)

Los grupos de derechos de las mujeres dijeron que el castigo ayudaría a terminar con la mutilación genital femenina, pero advirtieron que sería difícil cambiar de opinión en las comunidades que consideran que la práctica tradicional es necesaria para casarse con sus hijas.

Esta práctica no es solo una violación de los derechos de todas las niñas, es perjudicial y tiene graves consecuencias para la salud física y mental de las niñas”, dice Abdullah Fadil, Representante de UNICEF en Sudán. “Esta es la razón por la cual los gobiernos y las comunidades deben tomar medidas inmediatas para poner fin a esta práctica. Todas las chicas merecen estar ‘saleema’ —seguras”, agregó. (Vía: UNICEF)

Se estima que 200 millones de niñas y mujeres en todo el mundo se han sometido a la mutilación genital femenina, la extracción parcial o total de los genitales femeninos externos. Según las expertas en salud, las niñas pueden desangrarse o morir a causa de infecciones, mientras que la mutilación genital femenina también puede causar complicaciones fatales en el parto más adelante.

(Imagen: Wikicommons)

La mutilación genital femenina se practica en al menos 27 países africanos y partes de Asia y Oriente Medio, así como en Europa, Estados Unidos y América Latina. No está vinculada a ninguna fe religiosa en particular; Lo llevan a cabo miembros de diferentes religiones y culturas.

En Sudán, más de las tres cuartas partes de los procedimientos son realizados por enfermeras, parteras u otro personal médico, según el grupo de campaña anti mutilación genital femenina, 28 Too Many.

En muchos casos, la mayor parte de la abertura vaginal se cose después de la extracción de los genitales externos, una práctica conocida como reinfibulación que puede provocar quistes, lesiones en la uretra, relaciones sexuales dolorosas e incapacidad para llegar al orgasmo.

Con información de UNICEF