Satanista decapita a compañero de celda sin que los guardias se dieran cuenta

El hombre usó la cabeza de su compañero como collar y le removió su hígado
La familia señala que sin la negligencia de los guardias se pudo evitar el crimen. |(Imagen: Twitter @diamondlass99)

Un hombre autoproclamado satanista asesinó violentamente a su compañero de celda en Estados Unidos. Con un cuchillo improvisado, le sacó un ojo, lo decapitó y removió parte de sus costillas e hígado; después, usó su cabeza como collar. Tras la demanda de familiares de la víctima, ha salido a la luz que los guardias de la prisión lo reportaron como vivo varias horas después del asesinato.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 9 de marzo de 2019 en la prisión estatal de Corcoran, en Sacramento, California. Luis Romero, de 44 años y acusado de homicidio, compartía celda con Jaime Osuna, un hombre de 31 años autodenominado satanista, quien ya contaba con antecedentes de haber agredido a otros compañeros reos.

Durante la madrugada de aquella jornada, Jaime usó un artefacto filoso para cortar el rostro de su compañero; posteriormente, le sacó un ojo, le desprendió un dedo y removió su hígado y costillas. Al final, cortó su cabeza y la usó como un collar. Tal como lo señaló el Departamento Forense, la víctima estuvo consciente durante una parte del ataque.

Informes aseguran que Osuna padece de esquizofrenia y otros problemas mentales. |(Imagen: Republik)

Si bien han ocurrido más de dos años desde que tuvo lugar el asesinato, recientemente el caso ha vuelto a darse a conocer; esto se debe a que los informes han proporcionado nuevos datos sobre lo ocurrido aquella noche. En efecto, de acuerdo con el inspector de prisiones de California, los guardias que realizaban sus rondas informaron que ambos reos estaban vivos varias horas después del asesinato.

De acuerdo con una demanda de la familia de Romero, las rejas de la celda estaban cubiertas con una sábana blanca; por ello, resulta evidente que los guardias no realizaron una examinación completa desde el inicio. Justin Sterling, abogado familiar, señaló que el crimen requirió varias horas para concretarse; en este sentido, si los guardias hubieran inspeccionado el lugar en ese momento, Luis probablemente seguiría con vida. 

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO