Pakistán impone la pena de muerte por ahorcamiento público a violadores de niños

Esta medida ha generado polémica
(Imagen: Pixabay)

El parlamento de Pakistán aprobó el viernes una resolución en la que propone que se cuelgue públicamente a los violadores y asesinos de niños, lo que provocó una reacción de las organizaciones de derechos humanos ante esta polémica medida.

También te recomendamos: Según OCDE, México es el primer lugar en abuso sexual infantil

La resolución se debe a la serie de casos de abuso sexual infantil cuya notoriedad han provocado indignación y disturbios en todo Pakistán en los últimos años.

Los asesinos y violadores de niños “no sólo deberían recibir la pena de muerte colgados, sino que deberían ser ahorcados públicamente”, dijo Ali Muhammad Khan, ministro de asuntos parlamentarios de Pakistán, quien presentó la resolución en la asamblea nacional o cámara baja. “El Corán nos ordena que ahorquen a un asesino”, agregó. (Vía: Daily Mail)

Aunque la mayoría de los legisladores aprobaron la resolución, la ministra de derechos humanos, Shireen Mazari, enfatizó que no fue patrocinada por el gobierno.

(Imagen: Twitter / ShireenMazari1)

La resolución “sobre ahorcamientos públicos fue a través de las líneas del partido y no una resolución patrocinada por el gobierno, sino un acto individual. Muchos de nosotros nos oponemos, nuestro Ministerio de Derechos Humanos) se opone a esto,” tuiteó Mazari.

Los abusos sexuales a niños son muy comunes en Pakistán. En octubre de 2018, las autoridades ahorcaron al violador de un niño que provocó protestas en todo el país. En ese caso, la víctima de seis años, Zainab Fatima Ameen, fue atacada por un hombre de 24 años que confesó su violación y asesinato.

Las autoridades de Kasur también descubrieron una red de pedofilia masiva en 2015. Este escándalo sacudió a Pakistán, ya que se reveló que al menos 280 niños fueron abusados ​​sexualmente por una pandilla que chantajeó a sus padres amenazando con filtrar los videos. (Vía: Daily Mail)

Amnistía Internacional expresó su preocupación por la resolución del viernes 7 de febrero de 2020, e instó a Pakistán a centrarse en una mejor protección contra el abuso infantil, incluso a través de juicios justos sin recurrir a la pena de muerte.

Protestas por la muerte de Zainab Fatima Ameen en Pakistásn (Imagen: Daily Pakistan Times)

“Los ahorcamientos públicos son actos de crueldad desmesurada y no tienen cabida en una sociedad que respeta los derechos”, dijo Amnistía en un comunicado.

Las organizaciones de derechos humanos han pedido durante mucho tiempo a Pakistán que restablezca una moratoria sobre la pena de muerte, que se levantó después de la masacre de la Escuela Pública del Ejército en Peshawar en 2014 que mató a 151 personas, la mayoría de ellas eran estudiantes.

En marzo de 2016, Pakistán introdujo una ley que penaliza la agresión sexual contra menores, la pornografía infantil y la trata de personas. Anteriormente, solo los actos de violación y sodomía eran punibles por ley.

Con información de Daily Mail