En Brasil la actividad minera ilegal deforestó lo equivalente a 500 campos de fútbol

Ni la pandemia pudo detener la minería ilegal en Brasil
La actividad minera deforesta tierras yanomamis. (Imagen: Twitter@socioambiental)

En Brasil la actividad minera ilegal deforestó dos mil 400 hectáreas de tierra, lo equivalente a 500 campos de fútbol. Este golpe al medio ambiente devastó tierras protegidas de los indígenas yanomamis, localizadas en el norte del país, entre Amazonas y Roraima.

Un informe señaló que en el 2020 la minería ilegal deforestó dos mil 400 hectáreas en tierras yanomamis, un área reservada y protegida. Ésta se encuentra entre los estados de Amazonas y Roraima. Según los estudios podría compararse el territorio dañado a 500 estadios de fútbol. En primera instancia, la  investigación tuvo origen en denuncias ciudadanas. Los pobladores tomaron fotografías y videos de la actividad minera durante la cuarentena. Posteriormente, las autoridades pudieron corroborar el daño a través de imágenes satelitales.

De manera que, actividades como la tala ilegal y la deforestación aumentaron en un 50 por ciento. El deterioro en el Amazonas es tal, que la NASA aseguró que se está secando. Todas estas actividades ilegales han encontrado nuevas rutas y cada vez se acercan más a las comunidades indígenas. Éstas se asociaron y crearon un informe, las comunidades involucradas fueron:  Hutukara Yanomami y Wanasseduume Ye’kwana.

Empresas deforestan las reservas indígenas en Brasil.(Imagen: Twitter@socioambiental)

“Ves el agua sucia, el río amarillo, todo lleno de agujeros. Los mineros ilegales son como cerdos (…) hacen muchos agujeros buscando piedras preciosas como oro y diamantes (…) Vienen como animales hambrientos, buscando las riquezas de nuestra tierra. Avanzan muy rápido, señaló Davi Kopenawa, líder de una de las comunidades.

Recordemos que al inicio de la cuarentena, diversas organizaciones pidieron a Brasil proteger  las comunidades indígenas. Las asociaciones aseguraron que éstas se encontraban vulnerables no sólo por la pandemia, también por  los invasores. Según los líderes comunales, estos vienen armados y son apoyados por empresarios. Estos también podrían introducir enfermedades como la malaria, que sería mortal para las comunidades.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

Publicidad