Ébola de conejos: la epidemia que azota el sur de Estados Unidos

Muchos conejos están muriendo por esta enfermedad
(Imagen: Pixabay)

Como si el mundo no estuviera lo suficientemente fastidiado por epidemias y pandemias, un nuevo virus mortal que es más contagioso que el coronavirus está arrasando en los Estados Unidos, matando a miles de conejos domésticos y salvajes. A esta enfermedad se le conoce como ébola de conejos.

También te recomendamos: Científicos advirtieron de epidemia de coronavirus desde 2018

El nombre oficial del ébola de conejos es enfermedad hemorrágica del conejo (RHDV2). Y aunque la enfermedad no está relacionada con el Ébola, una dolencia marcada por hemorragia, sí causa lesiones en los órganos y tejidos de los conejos, lo que resulta en hemorragia interna y muerte. Aún más peculiar, muchas de las narices de las criaturas afectadas comenzaron a sangrar después de muertos.

“Todavía no tenemos idea de dónde se originó”, dice Ralph Zimmerman, veterinario del estado de Nuevo México. Sin embargo, desde abril, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) ha confirmado casos de RHDV2 en Arizona, California, Colorado, Nevada, Utah, Texas y Nuevo México. Casi 500 conejos en Nuevo México se infectaron tan sólo entre marzo y junio. (Vía: The Cut)

(Imagen: Pixabay)

El ébola de conej, que se propaga a través de la sangre, las heces y la orina, es más contagioso y mortal que el coronavirus, con una tasa de mortalidad del 90% registrada en el brote actual, informa el corte. Zimmerman relata una instancia en la que alguien perdió 200 conejos por la enfermedad en un fin de semana. (Vía: The Cut)

Y aunque el RHDV2 no infecta a personas, gatos o perros, se aferra a prendas de vestir y pieles. Por lo tanto, una persona o una mascota pueden ayudar a facilitar la propagación del virus. No solo eso, sino que la enfermedad resistente puede vivir en superficies durante 3 meses y medio a temperatura ambiente y puede sobrevivir al congelamiento y a las altas temperaturas.

La epidemia actual de ébola de conejo es particularmente alarmante porque es la primera vez que el virus salta de animales domésticos a conejos salvajes, pikas y liebres.

Actualmente, no existe una cura localmente disponible para la enfermedad. El USDA está desarrollando una vacuna, sin embargo, es probable que no esté lista antes de fin de año. Mientras tanto, los veterinarios se ven obligados a depender de las importaciones europeas sin licencia que pueden tardar más de un mes en llegar.

Con información de The Cut