Aumentaron las muertes maternas y los mortinatos por la pandemia de Covid-19

Embarazadas padecieron ansiedad y depresión posparto
Madres y bebés mueren tras contagiarse de Covid-19. (Imagen: Pixabay)

Durante la pandemia de Covid-19 las muertes de mujeres embarazadas, los mortinatos y los abortos aumentaron considerablemente. Según estudios de 17 países el miedo de acudir a las clínicas de embarazo se tradujo en complicaciones tanto para las madres como para sus hijos.

Autoridades internacionales mencionaron que las mujeres serían especialmente vulnerables durante la pandemia de Covid-19. En este sentido, no sólo podían contagiarse de la enfermedad, también podían alterar su salud reproductiva. En caso de las embarazadas, podrían afectar a sus hijos. Por ejemplo, un bebé nació con anticuerpos contra Covid-19. Un caso curioso tuvo lugar en la CDMX, pues un bebé se contagió de Covid-19 y presentó síntomas de un adulto.

Sin embargo, las situaciones más trágicos han sido las muertes de mujeres embrazadas y los mortinatos. Además de los contagios de madres embarazadas, la interrupción de servicios médicos aumentaron los riesgos durante la gestación y primeras semanas de vida de muchos infantes. Especialistas reunieron información de 40 estudios aplicados en 17 países. Según los datos encontrados,  los centros de salud sufrieron escasez de materiales, falta de estancias para atender a sus pacientes y ausencia de personal médico.

Aumentó la mortandad de menores de edad. (Imagen: Pixabay)

“La pandemia de Covid-19 ha tenido un impacto profundo en los sistemas de salud”, “Esto ha causado… muertes evitables tanto de madres como de bebés, especialmente en países de ingresos bajos y medianos“, señalaron autoridades médicas.

En el caso de los países bajos, muchas familias preferían no acudir a las clínicas para evitar el contagio y dispersión del Covid-19. La salud mental de las madres también decayó, pues muchas experimentaron episodios de ansiedad y depresión. Algunas más sufrieron depresión posparto.  Estos padecimientos no pudieron ser atendidos de la manera adecuada.

“En los países de escasos recursos, incluso en circunstancias normales, es un desafío proporcionar una cobertura adecuada para los controles prenatales, las emergencias obstétricas, los partos institucionales universales y la atención de maternidad respetuosa”, señalaron en los estudios.

El confinamiento aún no termina, por tanto, se espera que las autoridades implementen una mejor estrategia para la cobertura de salud.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

Publicidad