Argentina: La mitad de los doctores de un hospital público se rehúsan a practicar abortos

Los galenos apelan a la objeción de conciencia
(Imagen: Wikimedia Commons)

A pesar de que el aborto ya es legal en Argentina, hay un nuevo obstáculo al cual se enfrentan las mujeres: la objeción de conciencia. La mita de los doctores de uno de los hospitales públicos más importantes de Buenos Aires, se rehúsan a asistir en la interrupción del embarazo.

En 2017, el Ana María Acevedo murió junto con su bebé porque tenía cáncer y se rehusaron a practicarle un aborto, apelando a la objeción de conciencia (Imagen: Wikimedia Commons)

De acuerdo con El Clarín, los doctores se niegan a realizar abortos por principios éticos. A pesar de que ya entró en vigor la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). En declaraciones que del doctor Juan Ciruzzi, el director del hospital Alberto Antranik Eurnekian:

“Entre el servicio de Ginecología y Obstetricia, que son los que participan en estos casos, hay un 50 por ciento que se declaró objetor de conciencia.”

Aclaró que en Argentina, el hospital tiene diez días para derivar a la paciente a otro centro médico para que le den la atención adecuada.

Sin embargo, aclaró que si hay una emergencia médica durante el proceso de aborto, “los médicos deberán atenderla más allá de ser objetores.”

También dejó claro que en caso de existir un conflicto de intereses cuando se trata de una paciente menor de edad, siempre se tendrá en cuenta “el interés superior” de la paciente.

En Argentina, la ley contempla el aborto inducido con misoprostol, así como la atención posterior a la interrupción del embarazo.

Publicidad