¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?
4T

Plan de rescate económico de AMLO pide a grandes empresarios asumir pérdidas

El discurso del presidente revela que en México sigue vigente la lucha de clases
(Moisés Pablo / Cuartoscuro.com)

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó esta tarde su plan de recuperación económica para hacer frente a la crisis del coronavirus Covid-19, que en México ya ha cobrado la vida de 94 personas y suma más de 2 mil casos en todo el país. A la posible recesión económica que se avecina, el gobierno de López Obrador responderá ampliando los programas sociales y con obra pública. “Vamos a crear en 9 meses 2 millones de nuevos empleos”, dijo el presidente.

También te recomendamos: Propietario de 18 edificios no cobrará la renta de sus inquilinos en abril por Covid-19

La ambiciosa promesa de creación de empleo, que echará mano de la construcción de la refinería Dos Bocas y el Tren maya -los proyectos estelares de infraestructura de la 4T-, se complementa con la promesa de créditos. “Se otorgarán 2 millones 100 mil créditos personales, de vivienda y para pequeñas empresas familiares del sector formal e informal de la economía”.

Ya se había anticipado que el gobierno de López Obrador recurriría a las tesis económicas keynesianas, que señalan elevar el gasto público en  infraestructura para reactivar la economía, así como a las transferencias de recursos a través de programas sociales. La ausencia, que podría resultar sorpresiva o no para algunos, fueron exenciones fiscales o apoyos para las grandes empresas. Ninguna mención tuvieron en su discurso ni las medianas ni las pequeñas empresas. Toda la atención, en cambio, la recibió el pequeño empresariado sin importar si labora en la formalidad o la informalidad. 

(Moisés Pablo / Cuartoscuro.com)

Un día antes del anuncio del presidente, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) dijo que el Gobierno pedía lo imposible: pagar impuestos sin tener ingresos. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), otro de los principales organismos empresariales del país, también pidió la semana previa al anuncio apoyos fiscales. Ambos organismos quedaron fuera del discurso del presidente López Obrador.

A juzgar por los sectores donde se concentra la mayoría del empleo, el plan del presidente atiende a la mayoría que también son los más vulnerables, pero desatiende al sector que más aporta a la economía. Según datos del INEGI, 56.7 por ciento de los trabajadores -unas 31 millones de personas- labora en la informalidad. Este sector además aporta el 22.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Del otro lado, 43 por ciento de los trabajadores labora en la formalidad, que aporta el 77.5 por ciento del PIB.

Quizá la clave para entender las motivaciones del plan del presidente esté precisamente en el discurso de esta tarde. “Entiendo que quienes durante mucho tiempo aplicaron la política de privatizar ganancias y socializar pérdidas no compartan nuestra visión de desarrollo con justicia y democracia”, dijo López Obrador. “Pero a nadie engañamos y hay constancia de ello. Lo que estamos haciendo es lo que hemos propuesto, enarbolado, sostenido en forma pública y abierta desde hace años en la lucha diaria y en campañas políticas. Es también por lo que votaron millones de mexicanos”.