AMLO podría enfrentar una crisis en el sistema de pensiones

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, ha dicho en reiteradas ocasiones que dará una pensión universal a los adultos mayores de alrededor de 3 mil pesos mensuales, lo cual es un subsidio que operaría independientemente del sistema de pensiones, del que pueden ser o no beneficiarios.

Sin embargo, el gobierno de López Obrador podría enfrentarse a una crisis del sistema de pensiones, debido a que según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en 2020 se iniciaría el plazo mínimo para exigir una jubilación, desde la reforma de la Ley del IMSS de 1997, es decir, transcurrieron 24 años, los cuales son equivalentes a las 250 semanas necesarias para jubilación de las primeras personas que entraron bajo el nuevo régimen.

Adultos mayores

Hasta el momento poco se ha hablado de este problema, de hecho durante el proceso electoral, ningún candidato habló o propuso algo sobre este problema sistémico que se encuentra en la latencia. De hecho, este problema no es cosa menor ya que de 2020 a 2030 se irá agravando, así que si no se actúa a tiempo, el problema se volverá insostenible llevando a la economía a una crisis muy profunda.

Hay que aclarar que este problema no tiene que ver con la corrupción, sino con el diseño mismo que tuvo el sistema de pensiones cuando se reformó la Ley del IMSS en 1997.

Según información de la Consar, el problema comenzará en 2020 a raíz de que habrá una tasa de reemplazo del 30%, esto quiere decir que un trabajador recibirá al retirarse una tercera parte de su último salario; para darnos una idea, el promedio de los países de la OCDE es de 62%.

De 10 amigos tuyos, 4 vivirán en la pobreza cuando sean mayores

Cuando llegue 2020, un total de 2 mil 159 personas cumplirán diariamente 65 años en México, para 2030 esta cifra pasará a 3 mil personas que cumplirán 65 años diariamente, de las cuales la mayoría recibirá el equivalente del 30% de su último salario registrado ante el IMSS.

A esto hay que agregar el inicio de la inversión de la pirámide poblacional en nuestro país en 2030, esto básicamente significa que la población en edad económicamente activa será menor en número que las personas jubiladas, es decir, habrá más población mayor que joven, lo que de manera inmediata reduce la productividad y el crecimiento, pero, si a esto le agregamos que la mayoría de la población tendrá un ingreso precario, veremos que el consumo podría desplomarse, generando una reacción en cadena para la economía.

Adultos Mayores México

Según especialistas, las bajas pensiones serán producto de las bajas contribuciones de trabajadores y patrones, las cuales en México son del 6.5% a las cuentas individuales, mientras que el promedio de la OCDE es de 18.4%, lo cual es más del doble. Asimismo, este problema con el sistema de Afores meterá presión a las pensiones de la Ley de 1973, las cuales serán cubiertas en su totalidad por el gobierno hasta 2050.

Japón: la bomba de tiempo demográfica ha estallado

En ese sentido, según la Consar, es urgente una reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro que busque fortalecer el ahorro de los trabajadores, una de las propuestas gira en torno a incrementar las aportaciones al promedio de la OCDE, así como en volver obligatorias las aportaciones voluntarias (medida que podría proponer el gabinete de AMLO, según aseguran las afores). De hecho, una reforma de este tipo ya tendría que ser tomada en calidad de urgente, ya que dejar pasar este problema aumenta el riesgo de un colapso de la economía, acompañada por supuesto de su respectiva crisis política y social.

Finalmente, los subsidios, como la pensión a adultos mayores no resuelven los problemas de fondo, ya que solo benefician de manera inmediata a la población, además de que sostenerlos implica también un riesgo para las finanzas públicas, ya que como hemos visto, la población mayor irá en aumento en los próximos años; en ese sentido, el problema que se viene para nuestro país requiere de una reforma estructural, todavía estamos a tiempo. (Vía: El Financiero)

 

 

 

 

Por: Redacción PA.