Arqueólogos descubren la estructura prehistórica más grande en Gran Bretaña cerca de Stonehenge

Es una obra maestra de la ingeniería, dicen los arqueólogos
(Imagen: Pixabay)

El área alrededor de Stonehenge es uno de los paisajes arqueológicos más estudiados del mundo, lo que hace que sea aún más sorprendente que un equipo de arqueólogos haya hecho uno de los hallazgos más sorprendentes en la memoria reciente a unos tres kilómetros al noreste del famoso monumento prehistórico.

También te recomendamos: El mundo podrá ver en vivo el solsticio de verano en Stonehenge

Según The Guardian, el área descubierta, que tiene antigüedad alrededor de 4 mil 500 años, es un círculo de a casi  dos kilómetros de pozos profundos que rodean el probable monumento sagrado neolítico de Stonhenge conocido como Durrington Walls, que según los informes se encuentra precisamente en el centro.

(Imagen: Pixabay)

En total, los arqueólogos describen la estructura como la más grande jamás encontrada en Gran Bretaña. “Este es un hallazgo sin precedentes de gran importancia dentro del Reino Unido”, dijo el profesor Vincent Gaffney, un destacado arqueólogo del proyecto. “Los investigadores clave en Stonehenge y su paisaje se han sorprendido por la escala de la estructura y el hecho de que hasta ahora no se había descubierto tan cerca de Stonehenge”. (Vía: The Guardian)

Durrington Walls en Wiltshire se encuentra en el centro del sitio prehistórico recién descubierto conocido como Durrington Shafts (Imagen: Vía The Guardian)

La razón por la que los pozos pasaron desapercibidos durante tanto tiempo fue porque se habían llenado naturalmente durante miles de años y fueron descartados como sumideros naturales y estanques de rocío. Pero la última tecnología ayudó a mostrar que en realidad eran anomalías geofísicas.

El descubrimiento de Durrington Shafts arrojará luz sobre los sistemas de creencias de las comunidades neolíticas y, según los informes, también ofrece la primera evidencia de que los primeros habitantes de Gran Bretaña habían desarrollado un método de conteo desde la construcción de algo de este tamaño: los ejes tienen cada uno más de cinco metros de profundidad y 10 metros de diámetro: un posicionamiento tan cuidadoso sugiere que los constructores estaban siguiendo sus pasos.  Según los informes, colocar cada pozo habría requerido caminar aproximadamente 800 metros desde el seto hasta el límite.

Con información de The Guardian