¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?
4T

¿Podría ser liberado José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala?

Tanto José Luis Abarca como su esposa María de los Ángeles Pineda Villa únicamente están detenidos por una causa penal
Los Abarca podrían ser liberados por testimonios obtenidos bajo tortura

El ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa podrían ser liberados pues ahora sólo están presos por una causa penal.

Al igual que con “El Gil”, Gildardo López Astudillo, las pruebas testimoniales bajo las cuales se encontraban detenidos han sido desestimadas por haber sido obtenidas bajo tortura. El jefe de sicarios de Guerreros Unidos fue liberado el 30 de agosto, así como sus supuestos subordinados.

Los tres testigos que declararon en su contra han visto sus testimonios invalidados por un juez federal y un tribunal colegiado en Tamaulipas. Al momento, Abarca ha ganado el amparo en seis casos y su esposa en cinco; sólo permanecen detenidos por un caso penal: 12/2017. (Vía: Milenio)

Por el momento, José Luis Abarca se encuentra en el penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México y María de los Ángeles Pineda, en el penal federal femenil de Amacuzac, Morelos.

Además de las acusaciones de delincuencia organizada, desaparición forzada y operaciones con recursos de procedencia ilícita; José Luis Abarca también tiene una acusación estatal por el asesinato en 2013 del líder de la organización Unidad Popular de Guerrero, Arturo Hernández Cardona. En ese caso, cuatro de los coacusados fueron liberados por no existir elementos necesarios. (Vía: Aristegui Noticias)

¿Por qué se están liberando a tantas personas acusadas de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa?

Primero que nada, habría que dejar claro que desde el 2011, los derechos humanos están a la par de la Constitución Mexicana. Es decir, la legislación superior tiene una responsabilidad hacia los derechos humanos al mismo tiempo que hacia la Constitución. 

Igualmente, la Corte Interamericana ha establecido que las pruebas obtenidas mediante tortura no pueden considerarse como válidas para acreditar responsabilidad penal. Por lo tanto, México como país no sólo está obligado a desestimar las pruebas obtenidas mediante tortura, sino a asegurar que no se vuelva a cometer tortura con la intención de obtener testimonios probatorios.

Ahora bien, gran parte de los detenidos por el caso Ayotzinapa fueron detenidos a partir de la prueba testimonial dada por cuatro personas: Marco Antonio Ríos “El Cuasi”, Martín Alejandro Macedo “El Becerro, el policía municipal Honorio Antúnez “El Patachín” y Luis Alberto José Gaspar “El Tongo”. El último fue liberado en junio de 2018 y, para julio, ya se habían desestimado los testimonios por haber sido obtenidos mediante tortura. (Vía: Proceso)

De acuerdo a Proceso, la exministra Olga Sánchez Cordero señaló: “Está muy bien argumentada, explicitando que han obtenido la confesión de algunos detenidos procesados bajo tortura, lo cual es gravísimo; desgraciadamente es una práctica muy común en nuestro país.

Que se haya basado la detención de los involucrados en cuatro testimonios obtenidos mediante tortura demuestra un fallo en el proceso jurídico del caso. Según el abogado René Muñiz, legalmente, sería correcta la liberación de los detenidos, ya que es incorrecto detenerlos con información obtenida bajo tortura. 

Habría, entonces, que obtener hechos probados que se mantengan más allá de los testimonios desestimados. ¿Se logrará?