Tintorería mexicana: Hacienda no consigue condenas por lavado de dinero desde 2009

Juan Manuel Álvarez Inzunza disfrutaba de sus vacaciones en Oaxaca cuando la Policía Federal lo detuvo. Era marzo del 2016. Rey Midas es el nombre por el cual se le conoce y en su momento fue señalado como el principal lavador de dinero de El Chapo Guzmán. Vinculado a una operación de blanqueamiento internacional, cuando cayó descansaba sobre su cabeza una orden de extradición a Estados Unidos.

¿Por qué todos los grandes lavadores de los cárteles que se atrapan en México no se atrapan por la justicia mexicana? [En] el caso del Rey Midas, (…) fue detenido en México con información y a petición del gobierno de los Estados Unidos”, apuntó Jorge Lara, profesor de Derecho de la UNAM.

El lavado de dinero, tipificado como operaciones con recursos de procedencia ilícita, se comete cuando alguien mueve dinero cuyo origen se da a partir de actividades criminales. El Código Penal Federal contempla una pena de cinco a quince años de prisión a quien ejecute este delito.

En México, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) son las dos dependencias que se encargan de investigar. En caso de detectarlo, la primera persigue el delito para aplicar la sanción.

Tras realizar indagatorias, la PGR informó en octubre del año pasado que en el Estado de México dos personas fueron sentenciadas a cinco años de prisión por el delito y una tercera recibió siete años. El exgobernador Javier Duarte fue sentenciado a 9 años la semana pasada por lavado de dinero y asociación delictuosa, y el empresario chino Zhenli Ye Gon, detenido en octubre de 2016 en Estados Unidos y extraditado a México, todavía enfrenta un proceso.

Empresa de red 'fantasma' de Javier Duarte financió campañas en 2012
Imagen: Reuters

Aunque la Procuraduría sí persigue este delito, cuando se trata de una denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), ya no se consiguen sentencias. Según una respuesta de transparencia de la Secretaría de Hacienda a Plumas Atómicas, en los últimos 14 años, sólo se han conseguido nueve sentencias derivadas de denuncias de la UIF ante la PGR y la última se logró en el 2009, el mismo año que Carstens dejó la SHCP y entró Ernesto Cordero.

De las denuncias de SHCP, la última con sentencia fue en 2009
Imagen: SHCP

España y Estados Unidos, por ejemplo, contemplan una realidad distinta a la hora de perseguir este delito.

Tintorería nacional: el combate del lavado de dinero en México
Imagen: Plumas Atómicas

“Es un problema grave, complejo y que tiene varias explicaciones, todas ellas atribuibles al bajo nivel de cumplimiento de las obligaciones de nuestras autoridades”, aseguró Lara sobre la situación en México.

El académico explicó que la UIF no va contra grandes casos de lavado de dinero. Las autoridades sólo actúan contra cantidades que apenas alcanzan algunos millones y con esos no se alcanzan las dimensiones que se necesitan en el país.

Tintorería nacional: el combate del lavado de dinero en México
Decomiso de 2008. Imagen: EFE

¿Cómo se persigue?

El IRS (Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos) dice que los criminales consiguen lavar dinero a través de diferentes empresas, desde bancos hasta casas de bolsa y casinos. Ese dinero suele dejar un rastro, el cual puede llevar a los criminales, sus cómplices e incluso los delitos que lo generaron. La regla es Follow the money (sigue el dinero) como rezan los manuales para escribir novelas policiacas.

Fidel Gómez es titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Amerbank, una compañía financiera estadounidense. El consultor explica que para una investigación, los bancos hacen un perfil socioeconómico de sus clientes e indagan también a sus nexos. Ahí es cuando pueden detectar alguna irregularidad, la cual, si arroja posibilidades de que haya lavado, se comparte con las autoridades.

La última vez que Hacienda consiguió sentencia por lavado fue en 2009

En el contexto de estos ilícitos están las llamadas actividades vulnerables. Estas pueden ser las casas de cambio, los bancos, los casinos, compra de arte o joyería, y suelen ser usadas por el crimen organizado para realizar estas operaciones, pues resulta difícil detectar el origen del dinero. Es clave, señala, conocer el origen y destino en estas actividades.

“El crimen organizado ya está muy avanzado. Siempre está buscando la forma más eficiente para poder evadir la identificación del origen de los recursos”, apuntó Gómez a Plumas Atómicas.

Según Gómez, el problema no se halla tanto en la investigación, sino a la hora del proceso legal. En el nuevo sistema de justicia del país, señala, existen rezagos que luego entorpecen la persecución efectiva del delito.

Tintorería nacional: el combate del lavado de dinero en México
Imagen: Wikimedia

Para Gerardo Nochez, los obstáculos se deben a la corrupción en las autoridades. Nochez, especialista en seguridad financiera, fue parte de la oficina de México de la Interpol y ha colaborado con otras dependencia del gobierno. En su experiencia, ha sido testigo de cómo la falta de voluntad y los sobornos tumban la aplicación de la justicia en el país.

En un caso de lavado, Nochez asegura que ya estaba completa una investigación en la que ayudaba, sin embargo, un día le ordenaron a todos los elementos involucrados desechar las evidencias.

“El comandante bajó la información a los líderes de células y los líderes de células bajaron la información a los demás. La información fue desaparecida por, en pocas palabras, la corrupción y el soborno, y conexiones con vínculos con delincuencia organizada”, aseguró el especialista a Plumas Atómicas.

La corrupción es una constante observada también por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), un organismo dedicado a ayudar a gobiernos a proteger el sistema financiero contra el lavado de activos, la financiación del terrorismo y la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva.

“México se enfrenta con un riesgo significativo de lavado de activos proveniente principalmente de las actividades más generalmente asociadas con la delincuencia organizada, tales como tráfico de drogas, extorsión, corrupción y evasión fiscal”, expone el GAFI en su reporte más reciente del país, publicado en enero de 2018.

La organización apunta además que el delito del lavado de dinero no es investigado ni perseguido penalmente de manera sistemática. No parece ser prioridad para las autoridades y sólo suelen ir por los beneficiarios finales, pese a que es un crimen que se comete casi siempre a través de empresas fantasma y el camino del dinero suele pasar por varias manos.

Tintorería nacional: el combate del lavado de dinero en México
Alberto Elías Beltrán, actual titular de la PGR. Imagen: Reuters

Entre una enorme lista de observaciones que hace el GAFI en su informe sobre México, se señala que la UIF de Hacienda comunica poca información financiera a la PGR, lo que explica un bajo número de investigaciones. Nochez, Lara y Gómez también apuntaron esa falta de coordinación entre las autoridades.

La última sentencia que consiguió la UIF en México fue en 2009. Sin embargo, el número de denuncias que ha presentado esta dependencia desde 2004 hasta 2017 ha aumentado 162%. En ese primer año, se concentraron 30 denuncias, mientras que el año pasado alcanzaron las 113. De estas, una fue consignada y dos fueron a proceso penal.

En tanto, la PGR, dice el reporte del GAFI, ha tenido un declive en cuanto a acciones por lavado de activos. Mientras que en 2010 la dependencia alcanzó 115, para el 2016 eran 43. En 2013 consiguieron 40 condenas y para el 2016 sólo seis.

Condenan a Javier Duarte a 9 años de prisión

Lara apunta que este asunto va más allá de la UIF o la PGR. Por su lado, se encuentra el Poder Legislativo, el cual debería de exigir a las dependencias que rindan cuentas y expliquen lo que están haciendo, sentenció el abogado.

“Pues hemos promovido y hemos logrado avances legislativos para que pueda hacerse cada vez más transparente el movimiento del dinero, pero es lamentable en la parte de instrumentación, que eso corresponde ya a la ejecución de la ley y eso corre a cargo del Poder Ejecutivo, explicó Ernesto Ruffo, ex senador, a Plumas Atómicas.

El ex legislador, quien acaba de dejar el cargo en la Cámara Alta y pertenecía a la comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana, señala que no se acaban de perseguir los delitos, permea la corrupción en las indagatorias, y cuando se toman acciones, son hasta donde Los Pinos lo permiten.

“El Senado no es Senado, es un cúmulo de pactos, acuerdos, entendimientos y todo con el ascendente del poder”, reclama Ruffo.

Estas cifras se aterrizan en un país donde hasta el 9% del dinero que se mueve por exportaciones es de procedencia ilícita. Hasta el 15% que llega por importaciones es de la misma naturaleza. Esto, según estimaciones de la ONG Global Financial Integrity sobre el total de comercio de México en 2014, cuyo monto total alcanzó 837 mil 104 millones de dólares.

Ricardo Anaya Tercer Grado Televisa Candidato
Anaya en Tercer Grado, de Televisa. Imagen: YouTube

Entre que la UIF es señalada por no ir contra el lavado, la PGR por ser una herramienta política –como fue el caso de Anaya y Elba Esther Gordillo– y el Senado acusa falta de voluntad del Ejecutivo, en México, este delito considerado no grave sigue pareciendo de poca prioridad. Quizá se debería replantear la perspectiva, dado que GAFI y IRS consideran esta actividad una base para el crimen organizado, tema central de la actualidad mexicana.

Y así, podemos ver cómo personajes como Javier Duarte, reciben una sentencia de nueve años, lapso más bajo que la de algunos que violan derechos de autor o roban ganado, después de ser señalado por lavar miles de millones de pesos.

Por Esteban González de León (@PebitoYuka)

Por: Redacción PA.