¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El juez que liberó a presunto feminicida de Abril, también liberó a un violador

Wendy fue víctima de violación en 2018, este año su agresor fue puesto en libertad
El juez que liberó a presunto feminicida de abril, también liberó a un violador. (Imagen: twitter)

El lunes se dio a conocer el presunto feminicidio de Abril Sagaón, aunque la víctima había denunciado a su presunto feminicida: su esposo, tres jueces lo liberaron. Uno de ellos también liberó a un presunto violador.

También te recomendamos: Abril denunció que su esposo intentó matarla, tres jueces lo dejaron libre; este lunes fue asesinada 

El juez Federico Mosco es uno de los tres jueces que liberó al presunto feminicida de Abril Sagaón. Este juez recientemente fue señalado por una conducta similar en el caso de una víctima de violación.

Wendy es una joven de 20 años  que padece una deficiencia renal terminal. El 27 de abril del 2018 sufrió una violación por parte de su médico tratante.

Según lo relatado por Wendy, su médico la traslado a la Clínica 120 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para supuestamente realizarle diversos estudios.

Una vez en un consultorio de la clínica el médico la violó aprovechándose de la situación vulnerable de la víctima. La víctima de violación quedó embarazada y , debido a su estado de salud, sufrió un aborto espontáneo.

Tras el aborto espontáneo se le practico un legrado para evitar que algún resto de placenta se alojara en su cuerpo. Desafortunadamente, Wendy sufrió una infección, que a su vez, le provocó un infarto.

“La defensa que refiere que el Hospital General de Iztapalapa, en donde el doctor Agustín daba consulta, extravió el expediente que certifica el legrado”. (Vía: El Heraldo)

Wendy procedió legalmente en contra de su violador y el 8 de agosto del 2019 la defensa de la víctima logró que se girará una orden de aprehensión contra el agresor por el delito de violación agravada y abuso sexual.

Esa misma noche lo trasladaron al Reclusorio Norte, sin embargo, sólo permaneció cinco días. En cuanto al proceso judicial Wendy puntualizó que sufrió revictimización  y agresión psicológica.

Federico Mosco, quien fungía como juez de control, permitió que el abogado del agresor ofendiera a la víctima. Éste llegó a mencionar que Wendy estaba loca y era una drogadicta, pues se había imaginado todo en su mente.

La defensa del presunto violador argumentó que el agresor no se encontraba en la clínica el día de la agresión. Esto fue suficiente y el juez desestimó el caso, se le retiró el caso de violación agravada y fue liberado.

Con información de: El Heraldo