Jurado justifica violación porque víctima usaba una tanga

A principios de noviembre, un jurado de la ciudad de Cork, en Irlanda, declaró inocente a un hombre de 27 años acusado de violar a una adolescente de 17. La defensa mostró la ropa interior de la joven como una “prueba” de que ella estaba buscando tener relaciones sexuales y, por lo tanto, se resolvió que no hubo violación. El hombre fue liberado poco después.

María fue asesinada en Costa Rica, la culpan a ella por viajar sola

De acuerdo con The Washington Post, la joven declaró que el hombre la arrastró por el lodo y un testigo dijo haber visto que el hombre la tenía tomada por el cuello. Sin embargo, la abogada Elizabeth O’Conell presentó la ropa interior como una supuesta prueba de que la adolescente dio su consentimiento:

“¿La evidencia anula la posibilidad de que se sintiera atraída al acusado y estaba abierta a conocer y estar con alguien? Tienen que ver la forma en que iba vestida. Llevaba una tanga con frente de encaje”.

La decisión tomada por un jurado de ocho hombres y cuatro mujeres fue criticada alrededor del mundo, pues se culpó a la víctima por usar una tanga con encaje. Muchas compartieron imágenes de su ropa interior con un mensaje: #ThisIsNotConsent (Esto no es consentimiento).

“Un jurado que absuelve a un hombre por violación porque la mujer usó una tanga con frente de encaje debería avergonzarse. ¡Nuestra elección de ropa interior no es consentimiento ni es asunto suyo! Es irrelevante si ella se sentía atraída, ¡NO es NO!”.

Cómo hablar del acoso sin culpar a las víctimas

En el parlamento irlandés, la diputada Ruth Coppinger llamó al gobierno a hacer “cambios legales masivos” para detener “la culpabilización de rutina hacia las víctimas en las cortes irlandesas”:

“O la judicatura cree en estos mitos de la violación, en cuyo caso deberían ser obligados a recibir educación, o los abogados están usándolos para introducir estereotipos sexistas que saben que coinciden con las opiniones de algunos en la sociedad y en los jurados. Sospecho que este último es el caso”, señaló. (Vía:The Irish Times)

La ropa no es sinónimo de consentimiento. Aquí algunas imágenes de la marcha #ThisIsNotConsent”.

La madre de Lindsay Armstrong, una víctima de violación que se suicidó poco después de ser obligada a mostrar su ropa interior en la corte, dijo estar sorprendida de que ese tipo de prácticas acusatorias sigan ocurriendo:

“Estoy en shock porque este tipo de cosas siguen usándose como evidencia. Supe del caso cuando una amiga me envió la historia, me trajo todas esas memorias de vuelta. No puedo creer que esto siga pasando”, dijo Linda Armstrong a The Independent en Irlanda.

Por: Redacción PA.