#Cuéntalo: Mujeres narran sus historias de violencia sexual y feminicidio

La semana pasada, cinco hombres que se hacían llamar ‘la manada‘ fueron sentenciados a nueve años de prisión por abusar sexualmente de una mujer en las fiestas de San Fermín, en España. La condena fue menor pues, de acuerdo con los jueces y a pesar de las evidencias en video y mensajes de texto, no se trató de una violación.

Ahora, mujeres hispanohablantes llevan sus historias de violencia sexual y feminicidio a Twitter con el hashtag #Cuéntalo; si no contada por quienes la vivieron, sí como una forma de dar voz a las mujeres que ya no la tienen porque fueron asesinadas y silenciadas.

El año pasado, después del asesinato de Lesby Berlín Osorio en México, surgió #SiMeMatan como respuesta a las declaraciones hechas por las autoridades: éstas difundieron información sobre la joven asesinada que la revictimizaba, como decir que “tenía malas calificaciones” y que “se drogaba”.

Más tarde fue #MiPrimerAcoso: el hashtag que hizo visible que la violencia contra las mujeres empieza más temprano de lo que creemos.

#Cuéntalo empezó en España, pero llegó a todos los rincones de las redes sociales donde se habla español. La gran mayoría de las mujeres han sido víctimas de ese tipo de violencia, aunque quienes no la hayan vivido de primera mano lo sigan poniendo en duda.

Contar una historia de violencia no es fácil. Y, como dice Ana I. Bernal, ninguna mujer está obligada a hacerlo ni es menos valiente por reservarse su propio testimonio. “La valentía está en sobrevivir”.

Quienes sí lo hicieron aprovecharon para dar voz a las mujeres que ya no están. A las que fueron violadas y asesinadas por personas que conocían, en las que confiaban, o por quienes las violentaron por ser mujeres.

¿Cuántos testimonios se deben contar para que la violencia contra las mujeres se tome en serio? ¿Qué debe pasar para que la enorme cantidad de mujeres y niñas que han sido violadas y asesinadas empiece a indignar al mundo?