4T

Cronología: ¿Cómo inició la okupa feminista en la CNDH?

Una mujer se ató a una silla cuando personal de la CNDH le pidió reiniciar la queja por su hija violentada, trámite que hizo en 2017
Cronología: ¿Cómo inició la okupa feminista en la CNDH? Foto: Graciela López / Cuartoscuro

La okupa feminista en la CNDH cumple una semana este miércoles. Aquí te explicamos cómo inició.

También te recomendamos: Feministas y madres de mujeres asesinadas toman la CNDH

El miércoles 2 de septiembre la titular de la CNDH, Rosario Piedra, recibió en su oficina a un grupo de familiares de víctimas provenientes del estado de San Luis Potosí.

El grupo recibido estaba conformado por familiares de mujeres asesinadas, desaparecidas y violentadas. Entre ellos iba Marcela Alemán, madre de una niña agredida sexualmente en 2017.

La infante fue abusada por el personal del colegio donde estudiaba, quienes además le tomaban fotos para ofrecerlas por internet.

Aunque la infante identificó a María ‘N’ e Ivette ‘N’ como sus agresoras, tres años después, las dos trabajadoras del colegio no han enfrentado ningún juicio y continúan en libertad.

“Me dijeron -en la CNDH- que tenía que hacer la queja correspondiente en mi Estado, cuando yo tengo muchas quejas por amenazas de muerte y extorsión (…) Fue ahí donde estallé: ‘yo no me voy a ir’, les dije -en la CNDH-“, explicó Marcela Alemán.

La madre de la víctima dijo que tiene “una maleta llena de quejas” en diferentes dependencias de los tres niveles de Gobierno. Aún así, frecuentemente recibe amenazas.

Al final de la reunión con Rosario Piedra, Marcela se negó a regresar a San Luis Potosí y se amarró a una silla en la CNDH.

Junto a Marcela se quedó Silvia Castillo, mamá de Alan, jóven asesinado y quemado en San Luis Potosí en 2013. Su caso tampoco ha sido resuelto.

Hasta ese momento, tenían el control de una sala de juntas.

Marcela Alemán, madre de una infante violentada, en el balcón de la CNDH. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro

Llegan más víctimas a la CNDH

El jueves 3 de septiembre, Alemán y Castillo contactaron a 20 personas familiares de víctimas de la violencia en México que tenían un plantón en las oficinas de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) en la Ciudad de México.

Las 20 personas estaban en la CEAV desde febrero, como reclamo al Gobierno Federal por un recorte presupuestal que impide la búsqueda de sus familiares desaparecidos en Tamaulipas. Se trasladaron a la CNDH.

Alemán y Castillo también contactaron a diferentes colectivas feministas de la CDMX y las invitaron a sumarse al reclamo en la CNDH.

Por la tarde, una funcionaria de la Comisión acompañó a Marcela Alemán y su esposo de regreso a San Luis Potosí, con la promesa de ayudarles en la investigación del abuso de su hija y facilitarles la salida de su Estado.

Colectivas toman la CNDH

La mañana del viernes 4 de septiembre, al menos 10 integrantes de diferentes colectivas llegaron a la CNDH para acompañar a la señora Silvia Castillo y a las 20 personas familiares de víctimas que llegaron de la CEAV.

De manera pacífica, las integrantes de colectivas como Ni Una Menos tomaron la Comisión y comenzaron a realizar pintas en muros y obras de arte dentro del inmueble.

Por la tarde, Silvia Castillo abandonó la CNDH cuando funcionarios le prometieron ayuda en la investigación del caso del asesinato de su hijo Alan.

Exhiben cortes finos en la CNDH

El sábado 5 de septiembre, integrantes de colectivas feministas exhibieron la comida que encontraron en un refrigeraror al interior de la CNDH: costillas, filetes de pescado y diversos quesos.

“Me da rabia ver esto. Vean la cantidad de carne que hay. A mí en lo particular me dan 300 pesos cada que se acuerdan de mí, para ayuda a pasajes. Y aquí vean la austeridad del pinche Gobierno”, dijo Érica Martínez, madre de una menor de edad víctima de abuso sexual.

En un comunicado, la CNDH dijo que intentó dialogar con las feministas que ocupan sus oficinas, pero no tuvo éxito.

Mencionó que trabaja en siete peticiones en apoyo a las mujeres:

  • Servicios médicos y acceso a medicamentos,
  • Entrega de despensas,
  • Programa de empleo,
  • Subsidio para la Alerta de Violencia de Género a siete estados de la república,
  • El retiro de la campaña del Gobierno Federal “Cuenta hasta diez”,
  • Poner fin al discurso de descalificación del movimiento feminista,
  • Y peticiones personales de acuerdo a diferentes casos.

“Decirles que esas instalaciones, hoy clausuradas, no son oficinas burocráticas, son centros de recepción y atención de quejas para defender los derechos humanos de todas y todos”, añadió la CNDH.

Cambian nombre del edificio: inició la okupa feminista

El domingo 6 de septiembre, las colectivas feministas dijeron que no habían obtenido respuesta ni solución a sus demandas.

Durante el día cambiaron el nombre del edificio a “Casa Refugio Ni Una Menos México”. Inició la okupa feminista.

AMLO lamenta ‘vandalismo’; exigen renuncia de Rosario Piedra

El lunes 7 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó que las mujeres ocupantes de la CNDH pintaran un cuadro de Francisco I. Madero que encontraron dentro del inmueble.

“El que afecta la imagen de madero o no conoce la historia, lo hace de manera inconsiente, o es un conservador”, dijo en su conferencia matutina.

Yesenia Zamudio, madre de María de Jesús Zamudio, asesinada presuntamente por un profesor del Instituto Politécnico Nacional que la lanzó desde un quinto piso en 2016, respondió al presidente en una entrevista radiofónica.

“El señor Madero murió desde hace mucho tiempo. Hoy estamos luchando por la vida, por los que están vivos, por los que no aparecen. Le debería de dar vergüenza estar protegiendo pinches cuadritos y no a ciudadanas y ciudadanos”.

Las madres de mujeres asesinadas e integrantes de colectivas de la okupa feminista exigieron la renuncia de la titular de la CNDH, Rosario Piedra. Consideraron que no cumplió sus exigencias.

Sacan documentos; AMLO dice que es una exageración

El martes 8 de septiembre se cumplió el plazo que las ocupantes fijaron a los empleados de la CNDH para recoger su documentación, antes de que fuera tirada.

Funcionarios de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación acudieron a la okupa para intentar dialogar, pero fueron rechazados.

Empleados de la CNDH recogieron decenas de cajas de documentos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la okupa feminista de la CNDH es un reclamo justo, pero que los medios de comunicación lo han usado para golpear a su Gobierno.

“Hay una demanda justa, de que se atienda una necesidad. Pero ya se convirtió en un asunto político. Yo no me equivoco: abrazado por el conservadurismo”, mencionó el presidente.

“Hay mucho encono, coraje, contra Rosario Piedra, sobre todo de grupos conservadores, por la mamá, por doña Rosario -Ibarra de Piedra- y por el hermano desaparecido”, agregó.

En entrevista radiofónica, la titular de la CNDH dijo que le preocupan los expedientes de las víctimas que se encuerntran al interior de la Comisión.

“Lo que me preocupa es que están rompiendo papeles, están destruyendo expedientes y eso para mí es lo lamentable. Porque yo, como víctima que he sido, jamás pensaría en destruir un expediente de otra víctima”, dijo.

Con información de El Sol de México, El País, La Jornada y Noticieros Televisa.