‘Vi morir a 2 personas a mi lado’: el trágico relato de un paciente de COVID-19

Gastón Abrego perdió a su padre a causa de Covid-19, después él mismo enfrentó esta misma enfermedad
Gastón relató el infierno que vivió en el hospital | Instagram @gaston_abrego_

La pandemia ocasionada por Covid-19 ha cobrado la vida de más de tres millones de personas alrededor del mundo, pero más allá de las cifras, son las historias que han surgido en torno a esta enfermedad las que reflejan la cruel realidad. Tal y como la que compartió Gastón Abrego, que se viralizó en redes sociales. 

El joven, de 29 años de edad, originario de la provincia de Mendoza en Argentina, era un atleta con capacidad de correr 20 kilómetros hasta antes de enfrentarse al Covid-19, virus por el cual estuvo internado más de 19 días. Tras su experiencia en el hospital decidió compartir lo vivido en un hilo de Twitter llamado ‘Crónica Covid’, pues según su testimonio “presenció la peor cara de la pandemia: morir solo”. 

Así como otras familias, Gastón no fue el único en contagiarse. Su madre padeció Covid-19 a finales del año pasado y su salud estuvo muy grave; su padre también tuvo Covid, pero él no pudo recuperarse y murió por consecuencias de la enfermedad que lo mantuvo lejos de su familia durante sus últimos días de vida.  

Su padre falleció por Covid-19 a finales del año pasado | Instagram @gaston_abrego_

Por cierto, en México, se detectó el primer caso de la variante india de Covid-19, al parecer el infectado estuvo en contacto con viajeros de Estados Unidos. El hecho ocurrió en San Luis Potosí, donde el gobierno ya actúa ante este nuevo reto sanitario.

¿De qué va la Crónica Covid?

En 19 tweets, Gastón Abrego habló de cómo vio morir a varias personas durante su estancia en el Hospital Central de Mendoza y sobre lo impresionante que era para él darse cuenta que con este padecimiento la salud de la gente podía empeorar de un momento a otro pese a la tención y cuidados del personal médico a cargo del área de cuidado.  

La imagen de verlo delicado pero consciente en la tarde no se me va a borrar. Ya en la noche durmió y no se despertó más. No hubo abandono de nadie. De un momento a otro ya lo estaban metiendo en una bolsa negra. Nunca supe cómo se llamaba”. 

Desafortunadamente, no fue la única vez que se vería una escena similar, pues conforme avanza su relato describe cómo, en otra sala de recuperación, un seños de aproximadamente 60 años empeoró rápidamente y en cuestión de horas falleció.  

El joven de 29 años corría 20 kilómetros o más antes de la enfermedad | Instagram @gaston_abrego_

Me despertó el ruido de la bolsa mortuoria. Fue lamentable. Fue estar frente a frente con la muerte. El señor de unos 60 años en la tarde había estado mandando unos audios, con esfuerzo y la enfermera le dijo que no hable y apague su celular. Él le hizo caso y su celular nunca más prendió”.

El relata cómo se cuestionaba en todo momento sobre por qué estaba ahí, pues si bien la medicina lo tenía con vida el ambiente del hospital lo mataba poco a poco. Su narración no omite las emociones que vivió en esos momentos y describe que el miedo, el llanto y las reflexiones sobre la muerte de su padre en un contexto similar lo mantuvieron con el ánimo bajo durante la mayor parte de su estancia.  

Establecer vínculos de cercanía con sus familiares puede dar nuevos ánimos a los internados por Covid-19, como el caso de un hombre que logró estabilizarse luego de que su hija interpretara su canción favorita desde el exterior del hospital donde se encontraba en recuperación por esta enfermedad.

Su propia batalla

Gastón trabajaba como transportista en la provincia de Mendoza hasta que, el 4 de abril, comenzó con síntomas leves, dos días después la prueba para Covid-19 salió positiva y decidió aislarse en su dormitorio para no exponer nuevamente a su madre. 

Sin embargo, tras dificultades respiratorias y el evidente decaimiento de su salud fue internado en el Hospital Central de Mendoza el martes 13. Hasta la fecha, no se explica cómo pudo contagiarse pues cumplía con las normas sanitarias establecidas por el gobierno de su país, pero sospecha que fue durante Semana Santa, cuando los casos de Covid-19 incrementaron en varios países. 

Su diagnóstico fue neumonía bilateral y se quedó en el hospital para recibir oxígeno en todo momento, pues sus pulmones ya no respondían. “Nunca pensé que con 29 años esto se iba a complicar tanto […] Hoy envejecí 20 años”, se lee en su cuenta.  

Dormitar, despertar por falta de aire, bañarse con esfuerzo y agitarse al dar unos pasos, fue parte de su ‘pequeña batalla’ como la llama en su red social. En la que agradece haber llegado a principios de mes al hospital, pues aún no estaban saturados y rápidamente el personal pudo estabilizarlo.

Suerte diferente a la que vivieron las personas internadas al llegar al día 20 del mismo mes, pues ya estaban colapsados, por lo que decidieron trasladar al joven que ya se encontraba mejor, hecho que le devolvió el ánimo. 

En Twitter, agradeció a las autoridades por la vacuna de su madre | Twitter @gaston_abrego_

Respetar y seguir todas las medidas sanitarias para combatir esta enfermedad ha sido prioridad internacional, pues las sanciones a quienes desacaten las normas son severas y con el fin de crear conciencia sobre el riesgo existente, como en el caso de una influencer a quien le cancelaron el pasaporte en un viaje a Bali por no usar cubrebocas.

Gastón finaliza su testimonio agradeciendo la vacuna que su madre recibió y reflexiona sobre cómo a través de esta experiencia pudo también vivir el duelo por la muerte de su padre, quien también un día fue llevado al hospital y ya no lo volvió a ver. 

Con una recuperación lenta y consecuencias en uno de sus pulmones a causa del Covid-19, el joven argentino continúa luchando con la enfermedad que, al igual que a muchos, le cambió la vida.  En Argentina son más de 64 mil las muertes ocasionadas por este virus hasta la fecha, y la cifras aún aumentan. 

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

Publicidad