Trump o Biden: ¿Quién le conviene más a México?

La mayoría de los mexicanos consideran que la mejor opción es Joe Biden, ¿pero qué han dicho los expertos?
(Imagen: Flickr)

La próxima semana se celebra la elección de los Estados Unidos. Donald Trump busca la reelección, pero el demócrata Joe Biden está peleando para que el partido demócrata regrese a la Casa Blanca. Más allá de las tensiones internas en el país, ¿cómo beneficiaría a México la victoria de uno o el otro?

El periódico Reforma publicó una encuesta donde señala que la mayoría de los mexicanos prefieren a Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos. Sin embargo, el investigador Amando Basurto, del Instituto Mora y la UNAM, explicó al medio Cuestione que esto se debe a la creencia de que Biden cambiaría para bien asuntos como la migración y la condición de mexicanos en Estados Unidos.

Como señala Basurto, es un tema de percepción. Y, en México, distintos críticos y analistas plantean que mientras Trump sería negativo para unos temas, Biden tampoco sería tan positivo como se cree.

Energía

Desde el inicio de su campaña en 2015, Trump ha sido defendido que Estados Unidos debe invertir y recuperar las industrias de combustibles fósiles, desde el carbón hasta el petróleo. Esta tendencia no se aleja mucho de los proyecto actuales del gobierno mexicano.

En mayo de 2020, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador frenó la inversión en energías limpias. Esta acción va de la mano con los esfuerzos del presidente para impulsar los combustibles fósiles. A lo largo de su gobierno, López Obrador ha buscado fortalecer tanto a Pemex como a la Comisión Federal de Electricidad.

Mientras esta postura coincide con la línea energética de Trump, con Biden es otra cosa.

Durante su campaña electoral, el candidato demócrata ha señalado que, de llegar a la presidencia, buscará un giro radical para proteger al medio ambiente. Biden ha señalado que buscaría reducir a cero las emisiones de carbono provenientes de la producción de energía. También busca invertir dos billones de dólares para impulsar más medidas de protección del medio ambiente.

De acuerdo con Mario Jorge Yáñez, de Hogan Lovells, en entrevista con Expansión, Kamala Harris, candidata demócrata a la vicepresidencia, podría tomar una actitud más dura para combatir el cambio climático. Sobre todo, Harris podría aprovechar el T-MEC para influenciar en México cuestiones energéticas. En efecto, el T-MEC es un acuerdo comercial que contempla compromisos más estrictos para el medio ambiente.

Esto significa que el gobierno de Biden podría tener tensiones con el de López Obrador por este tipo de cuestiones. A su vez, estos problemas podrían derivar en otras materias, como la económica.

Economía

El nuevo tratado entre México, Estados Unidos y Canadá ha sido celebrado por el gobierno del presidente Trump como uno de sus aciertos. Esto le ha dado la oportunidad de usarlo como herramienta política para presumir su poder de negociación a nivel internacional.

Pero quizá no sea igual con Biden.

Mientras el T-MEC fue aplaudido por Trump y sus seguidores, el partido demócrata lo ha criticado fuertemente. Aun así, analista Mario Jorge Yáñez anticipa que Biden no politizaría el acuerdo y permitiría que este evolucione sin tener que hacerle revisiones.

Sin embargo, Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base, un grupo financiero de México, consideró en entrevista para Business Insider que Biden afectaría la economía mexicana.

La estimación de Siller se debe justamente a las medidas del candidato para combatir la pandemia del COVID-19. Estas medidas, explica la directora, podrían frenar la recuperación económica de Estados Unidos y, como consecuencia, frenar también a la economía mexicana.

Pero esto no significa en lo absoluto que con Trump la economía mexicana va a mejorar. El académico Juan Carlos Baker, ex subsecretario de la Secretaría de Economía, explicó a Expansión que Trump reduciría la mecánica de la relación bilateral entre ambos países para llevarla a su conveniencia.

Los analistas estiman que Trump buscará continuar con la expansión de medidas de protección económica y la repatriación de empresas.

Migración

Aunque la economía y la energía son dos de los temas en los que más se centran los analistas, quizá el más relevante para los mexicanos es la migración.

Y no es difícil entender por qué. Trump se catapultó políticamente en 2015 con declaraciones discriminatorias contra la población latina, en particular los mexicanos. También llevó como estandarte político el muro en la frontera con México. Además de sus palabras, su gobierno ha sido marcado por violaciones a derechos humanos por parte de autoridades migratorias.

Ante esto, figuras como el ex embajador de Estados Unidos en México Jeffrey Davidow consideran que las relaciones con México mejorarían si Biden derrota a Trump. En entrevista con El Financiero, Davidow explicó que Biden es un político que casi toda su carrera se ha involucrado en temas internacionales. Esto, dice el diplomático, le da un buen entendimiento de cómo llevar relaciones con otras naciones.

Además, Biden ha planteado recuperar relaciones con aliados, abrir vías para una migración más flexible, proteger los derechos humanos de aquellos que llegan al país y un plan de cooperación con Centroamérica para resolver de raíz los problemas que han llevado a los éxodos.

Sin embargo, el partido demócrata no está exento de perseguir y afectar a migrantes y la comunidad latina.

Aunque Trump se ha caracterizado por una retórica anti migratoria, la administración anterior es la que más deportaciones ha realizado. Durante los cuatro años del gobierno de Trump, las deportaciones no pasaron de 300 mil al año. En el caso de Obama, las cifras de ICE indican que solo en 2014 su gobierno deportó a 414 mil personas del país, la cifra más alta de la década.

Basurto, investigador del Mora y la UNAM, resalta que a finales de los 90, el entonces presidente demócrata ejecutó la operación Gatekeeper, la cual estaba enfocada en detener la migración mexicana a Estados Unidos a través de barreras físicas y tropas en la frontera.

¿Entonces quién sería mejor para México?

Teniendo todo esto en cuenta, no es fácil imaginar quién sería la mejor opción para México. Por un lado, las políticas de Biden chocarían con las de López Obrador. Sin embargo, la relección de Trump sería la normalización de discursos de odio y ataques a los mexicanos en Estados Unidos.

Solo el tiempo permitirá saber cómo la elección del 3 de noviembre afectará a México.

Publicidad