¿Qué es el colorismo y cómo se relaciona con el racismo?

México es un país colorista, clasista y racista aunque nos guste negarlo
¿Qué es el colorismo? (Imagen: Cuartoscuro)

En México el racismo y el colorismo son dos tipos de violencia estructural y sistemática que afectan a más del 80 por ciento de la población. Las personas de piel clara o los blancos y blanco mestizos tienen privilegios económicos, sociales, académicos y en el sector salud. No obstante, la ciudadanía no habla abiertamente del clasismo y mucho menos del colorismo. ¿Sabes qué son y cómo se ejercen?

México y el colorismo

El colonialismo no es una etapa histórica en la que la cultura blanca dominó a la sociedad indígena y negra de nuestro país. El colonialismo es un sistema estructural y cultural que predomina. En este sentido en México, tras la conquista se implementó un sistema de castas en el que indígenas y negros, secuestrados y vendidos, fueron clasificados como humanos de segunda categoría. Dentro de la jerarquía económica fueron esclavizados y sus derechos humanos les fueron arrebatados. Posteriormente, fueron jerarquizados dentro del sistema colorista, es decir, mientras más se acercarán al ideal blanco, más privilegios podrían conseguir. Esto se conoce como el privilegio de piel clara.

El colorismo niega los derechos humanos de las personas en México. (Imagen: Pixabay)

El privilegio de piel clara afecta a la comunidad negra-latina mexicana, pero también involucra a la comunidad japonesa en México. Aunque muchos ciudadanos lo nieguen, las personas de piel oscura, descendiente de indígenas o personas negras gozan de menos derechos en todos los ámbitos. Pensemos que hasta hace dos años el INEGI hizo un censo de la población afromexicana. En cuanto a los derechos básicos, investigaciones revelan que las personas de piel no blanca enfrentan las siguientes violencias:

  • Menores oportunidades de trabajo
  • Represión policial
  • Presión de estándares europeos
  • Represión policial

Además de la violencia estructural, se encuentra la violencia cultural la representación de la gente morena, afrodescendiente y asiático descendiente es menor que la representación de los blancos y blancos mestizos. Algo similar sucede con los puestos directivos en las empresas, pues es más común encontrar a gente blanca en puestos directivos. En este sentido, impera la pigmentocracia, es decir, mientras más te acerques al ideal blanco, más fácil te será crecer económica  y socialmente. Según estudios del INEGI al menos un 30 por ciento de las personas en puestos directivos son blancas. Mientras, el 30 por ciento de la gente morena trabaja en los campos.

Colorismo y Racismo

El colorismo es uno de los pilares del racismo, una vez que existe un sistema que privilegia a la gente de piel clara, se replican conductas violentas dentro de las comunidades. ¿Alguna vez han escuchado frases como: “¡Pinche indio! También podemos citar algunas otras como: “Se trata de mejorar la raza”. Pero estas no son las únicas experiencias racistas. Hay quienes son perseguidos en las tiendas por su color de piel o su apariencia. Esas expresiones racistas tienen base en el colorismo.

La población indígena, afrodescendiente y asiático descendiente es discriminada en México. (Imagen: Cuartoscuro)

Al menos el 64 por ciento de la población se considera morena. De estos el  54. 8 por ciento de la población se ha sentido discriminada por su color de piel. El 15 por ciento asume que es violentado por su tono de piel. Ante este escenario la población blanco y blanco mestiza podría cuestionar sus privilegios. Instituciones gubernamentales deberían implementar programas culturales para combatir el colorismo, el colonialismo y el racismo.

***

Sigue con la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO