Cómo la gripe española terminó beneficiando a los nazis

Un nuevo estudio revela como el partido sacó provecho de la pandemia
(Imagen: Wikicommons)

Un artículo académico producido por el Banco de la Reserva Federal de Nueva York concluye que las muertes causadas por la llamada gripe española de 1918 terminaron por moldear a la sociedad alemana de tal manera, que los efectos de la pandemia contribuyeron al fortalecimiento del Partido Nazi, liderado por Hitler.

También te recomendamos: China será el actor dominante y será el fin del siglo estadounidense: el mundo después del coronavirus

El documento, que fue publicado este mes y escrito por el economista Kristian Blickle, examinó los niveles de gasto municipal y el extremismo de los votantes en Alemania desde el momento del brote inicial de influenza hasta 1933, cuando Hitler fue nombrado como Canciller. En su análisis, mostró que “las áreas que experimentaron una mayor disminución relativa de la población” se deben a que los gastos de la pandemia fueron “menores, per cápita, en sus habitantes en la década siguiente”. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

El documento también muestra que “las muertes por influenza de 1918 se correlacionan con un aumento en la proporción de votos ganados por los extremistas de derecha, como el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores” o el Partido Nazi en las elecciones de 1932 y 1933 de Alemania. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

(Imagen: Wikicommons)

Juntos, el menor gasto y las muertes relacionadas con la gripe española “tuvieron un fuerte efecto en la proporción de votos ganados por los extremistas, específicamente el partido socialista nacional extremista”, los nazis, según el estudio. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

A pesar de ser conocida popularmente como la gripe española, la pandemia de gripe probablemente se originó en los Estados Unidos en una base militar de Kansas, infectando a un tercio de la población mundial y matando al menos a 50 millones de personas en todo el mundo. 

Se le conoce como gripe española porque fue la prensa de ese país la que reportaba sobre la enfermedad. Durante la Primera Guerra Mundial, España era un país neutral con medios libres que cubrieron el brote desde el principio, informando por primera vez de caso en Madrid a fines de mayo de 1918. Mientras tanto, los países aliados y las potencias centrales tenían censores en tiempos de guerra que cubrían noticias de la gripe para mantener la moral alta. Debido a que las fuentes de noticias españolas fueron las únicas que informaron sobre la gripe, muchos creyeron que se originó allí (mientras que los españoles creían que el virus provenía de Francia y lo llamaron la “gripe francesa”).

Alemania experimentó aproximadamente 287 mil muertes por influenza entre 1918 y 1920, escribe Blickle. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

Los hallazgos del documento probablemente se deban a “cambios en las preferencias sociales” después del brote de 1918, argumenta Blickle, lo que sugiere que el costo desproporcionado de la pandemia de influenza en los jóvenes puede haber “estimulado el resentimiento de los extranjeros entre los sobrevivientes” y ha llevado a los votantes a partidos “cuya plataforma coincidía” tales sentimientos “. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

Recordemos que tras la Primera Guerra Mundial y el Tratado de Versalles, Alemania fue duramente sancionada, tanto económica como políticamente buscando así evitar que pudieran recuperarse rápidamente. Les quitaron el 10 por ciento de sus territorios y se les hizo enteramente responsables de haber empezado la Gran Guerra.

Las conclusiones surgen en medio de temores de que la actual pandemia de coronavirus sacudirá la política internacional y estimulará el extremismo en todo el mundo, mientras los funcionarios y expertos en salud pública buscan brotes anteriores para obtener orientación sobre cómo navegar en los meses y años venideros.

Por supuesto, todavía no hay evidencia significativa para juzgar cómo el nuevo coronavirus afectará el gasto de una ciudad o alterará las preferencias de voto, y a diferencia de la pandemia de gripe hace un siglo, la enfermedad ha resultado especialmente fatal entre las personas mayores.

Los historiadores generalmente han atribuido el surgimiento del Partido Nazi a múltiples causas estructurales, incluida la ya mencionada devastación económica y social causada por la Primera Guerra Mundial y las frustraciones generalizadas entre la población alemana sobre la República de Weimar, —el gobierno que se estableció en esa ciudad tras la abdicación del káiser Guillermo II—, de la posguerra.

Blickle no abordó directamente esos factores más amplios, pero afirma que “controló las influencias del desempleo local, el gasto de la ciudad, los cambios de población provocados por la guerra y la demografía local”. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

“Debido a una serie de desafíos econométricos, somos cautelosos acerca de la interpretación de nuestros resultados”, reconoce Blickle. “Sin embargo, el estudio ofrece una contribución novedosa a la discusión sobre los efectos a largo plazo de las pandemias”. (Vía: Federal Reserve Bank of New York)

Con información de Federal Reserve Bank of New York