¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

China será el actor dominante y será el fin del siglo estadounidense: el mundo después del coronavirus

Kevin Casas-Zamora de IDEA Internacional considera que el panorama geopolítica cambiará gracias al COVID-19
(Imagen: Pixabay)

Mientas el mundo está luchando contra la pandemia del coronavirus que causa COVID-19, hay quienes ya están pensando en lo que pasará cuando se haya contenido la crisis. Y según Kevin Casas-Zamora de IDEA Internacional considera que el panorama geopolítica cambiará gracias al COVID-19, ya que China emergerá como el actor dominante y será el fin del siglo estadounidense.

También te recomendamos: China pudo haber contenido la pandemia del coronavirus si no hubieran silenciado a la prensa

Kevin Casas-Zamora, secretario general de la organización intergubernamental IDEA Internacional, fue entrevistado por DW e hizo un análisis de lo que sería el mundo cuando termine el estado de emergencia por la pandemia de coronavirus.

Para Casas-Zamora, esta crisis ha puesto al desnudo a la Unión Europea (UE) y a Estados Unidos. La UE mostró una incapacidad para reaccionar ante el COVID-19 y nuestro vecino del norte ha mostrado la precariedad al acceso de sistema de salud.

(Imagen: Pixabay)

En su perspectiva, esto significa el final el final del “American Century” , el siglo estadounidense y es el inicio de la era de dominio mundial de China:

“Cuando el polvo se asiente dentro de algunos años, va a resultar ampliamente evidente que el actor internacionalmente dominante es China. Esta crisis ha desnudado la terrible fragilidad social y política de Estados Unidos. Veremos las consecuencias en América Latina. Con todas las críticas que uno pueda hacer, como que Estados Unidos ha apoyado a muchas dictaduras, la expansión global de la democracia en el último medio siglo tiene que ver con el hecho de que el actor dominante en el mundo haya sido una democracia liberal. Dentro de poco ya no va a ser el caso y tendrá consecuencias para todos.” (Vía: DW)

La principal preocupación de Casas-Zamora es el autoritarismo que vendría de la mano de tener a China como el actor principal en la geopolítica mundial:

“El camino autoritario es más fácil que el democrático. Porque el último implica resolver temas complicados como los tributarios. Sin ingresos, no es posible tener un Estado fuerte. Implica también fortalecer el Estado de derecho. Son cambios muy grandes, pero el camino democrático es más exitoso en el largo plazo. El riesgo es que muchos países opten por el atajo. Yo creo que sería una tragedia luego de todo lo que se ha avanzado en la democratización.” (Vía: DW)

El ex Vicepresidente de Costa Rica también tuvo críticas para los presidentes de México y de Brasil, a lo que acusó de haber negado a la ciencia a la hora de afrontar la pandemia del coronavirus:

“En la reacción del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el de Brasil, Jair Bolsonaro, hay un rasgo común que es un rechazo a la evidencia y a la ciencia. Es algo que comparten los populistas, independientemente de si son de derecha o izquierda. Sin embargo, hay diferencias. La fragilidad de Bolsonaro es mayor que la de López Obrador. Bolsonaro controla una coalición variopinta y tiene una pequeña parte del Congreso de su lado, lo cual difiere con Amlo que tiene un control más fuerte del sistema político. Pero si siguen actuando reticentes a la ciencia, sus pueblos van a sufrir, y cómo estamos hablando de los dos países más grandes de América latina, sería una catástrofe para toda la región.” (Vía: DW)

En entrevista para EFE, el ex responsable de asuntos políticos de la Organización de Estados Americanos (OEA), asegura que crisis como la causada por el coronavirus COVID-19 terminana por generar rechazo a la globalización, lo que abre la puerta al ya mencionado autoritarismo. Es “la tormenta perfecta.” (Vía: EFE)

Con información de DW