Todo lo que está mal en la pelea de la influencer y el capitán del barco

Este es un desafortunado encuentro entre personas sin sentido común
Todo lo que está mal en la pelea de la influencer y el capitán del barco. (Imagen: Twitter)

Una youtuber decidió celebrar su cumpleaños rentando un yate para pasear en Cancún el fin de semana pasada. Desapegada de la realidad y muy en su postura de poder agredió al capitán diciéndole: “puto”. Por su parte, el responsable del yate tuvo una discusión que llegó a la agresión física. En suma, fue un encuentro desafortunado, lo que nos obliga a preguntarnos ¿por qué le damos aforo a estas personas?

Todo comenzó cuando la influencer decidió celebrar su cumpleaños en un yate con sus amigos, a lo largo del trayecto subió videos a Instagram. Podría decirse que todo ocurría con normalidad, hasta que comenzó a quejarse del servicio que le otorgaba el capitán del yate.

Imagínate que eres el capitán de ese barco y personas borrachas y groseras comienzan a cantarte “Puto”, de Molotov, en tu horario de trabajo.

Eso estaba pasando en el bote, y, en publicaciones posteriores se observa que tienen una pelea con quien se presupone es el dueño de la compañía de yates. En ese video se observa que tanto los amigos de la influencer como el señor tienen una actitud prepotente que no hizo más que escalar el conflicto.

Tiempo después, la chica subió otro video en el que aseguraba que pensó en tomar acciones legales contra las personas que describió como “pinches nacos”, pero “como no quería que el problema se hiciera más grande”, le pidió a sus seguidores que hicieran virales la serie de videos que publicó en Instagram.

Reacciones contra la influencer. (Imagen: Twitter)

Usuarios de redes sociales reaccionaron de maneras diversas. Por una parte se encontraban aquellos que no aprobaban su actitud y la acusaron de prepotente, malinchista y desubicada.

También se pronunciaron aquellos quienes se pusieron de parte de la chica y sus amigos, pues ellos denunciaron malos tratos e inclusive golpes por parte del trabajador.

¿Por qué humillar y grabar a alguien es válido?

Tampoco se trata de defender lo indefendible, tanto la actitud prepotente y privilegiada de la influencer estuvo mal como la de los trabajadores cuando agredieron a la chica y sus acompañantes.

Sin embargo, hay una inequidad de poder económico y social entre el trabajador y la figura pública: él tenía el apoyo de su jefe, mientras que ella, el de 14 millones de seguidores entre todas sus plataformas digitales.

Humillar públicamente a una persona mediante un video no es un caso aislado en redes sociales. En esta cultura digital se tiene la extraña idea de que exhibir a las personas mediante publicaciones, videos e imágenes es una forma de obtener “justicia”.

¿Por qué seguimos a ciertos influencers? (Imagen: Twitter)

Claro, es muy sencillo exhibir a las personas sin pensar en las consecuencias que conlleva. Inclusive hemos leído tuits o visto videos desafortunados de políticos como Noroña o las conversaciones filtrada del exgobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló.

Los usuarios que comenzaron a hacer memes, difundir el video con mensajes de odio y desaprobación contra la youtuber también están mal.

Pensémoslo así: YosStop se basó en su posición de privilegio para humillar a un trabajador, utilizó un insulto misógino y machista (puto) para agredir al hombre de forma colectiva y, no conforme con ello, subió el video para que sus seguidores hicieran un escarnio público y masivo contra él.

La influencer defiende su posición. (Imagen: Twitter)

La mayor parte del tiempo los llamó “pinches nacos” entre otros insultos clasistas. Ahora bien, los usuarios de redes sociales hicieron lo mismo con la influencer y sus amigos, pero al parecer es válido por tratarse de escarnio público.

Memes de la influencer y sus amigos. (Imagen:Twitter)

No existe una razón válida para trasgredir a los demás, para violentarlos, sí, ni siquiera contra las personas que ya han agredido a otros. De hacerlo sólo se sigue en una espiral sin sentido.

Es cierto que miles de creadores de contenido con audiencias masivas deberían de enfrentar las consecuencias de las ideas misóginas, clasistas, homófobas y desapegadas de la realidad que transmiten, pero seamos honestos: si tanta indignación causan, ¿por qué tiene tantos seguidores?

¿Por qué este tipo de personas tienen tanto impacto en las redes?, ¿tienen contenido de calidad?, ¿qué aporta en la vida de los usuarios escuchar los comentarios clasistas, machistas de una persona?

Si seguimos favoreciendo a la cultura light o líquida la tendencia de discusión pública se centrará en nimiedades antes que en toda la serie de reformas políticas, movimientos artísticos y sociales que sí pueden mejorar no sólo al país y su sociedad.

La influencer subió un video en el que dijo a sus seguidores que explicaría lo sucedido, pero en ningún momento se ha hecho responsable de sus comentarios o acciones, antes bien cerró diversas algunas de sus cuentas.

¿A quien exhibe este video a un grupo de personas privilegiadas y prepotentes, a trabajadores que no se conducen de la forma adecuada o a los consumidores de internet que aunque, lo nieguen fomentan este contenido y escalan la violencia de estas situaciones?