¿Por qué el caso de Yuya es una normalización del acoso?

Forzar o 'recomendar' a una mujer a salir a la fuerza con alguien se llama acoso y hostigamiento social
¿Por qué el caso de Yuya es una normalización del acoso? (Imagen: twitter)

Existe algo llamado acoso social y hostigamiento y tenemos que hablar de ello. El año pasado, el rapero mexicano conocido como Babo, vocalista de Cartel de Santa, comentó una foto de la youtuber Yuya invitándola al cine. Ella lo rechazó, pero seguidores de ambos la han desacreditado por no salir con él. Inclusive un año después siguen acosándola en sus redes.

Esta lamentable historia debió terminar en el momento en que Yuya de manera pública o privada rechazó la invitación del rapero.

Sin embargo diversos seguidores y seguidoras (sí algunas mujeres también apoyan el acoso) le reprochaban a la creadora de contenido no haber aceptado la invitación.

Babo, una vez más, acosando a Yuya. (Imagen: Twitter)

Babo publicó un video en sus redes sociales en el que se preguntaba por qué Yuya no acepto su “invitación”. Tras ello se hicieron innumerables memes acerca de la situación, sin embargo, la mayoría hacían hincapié en la negativa de la instagramer, en vez de la actitud de acoso y acecho del vocalista.

Eduardo Dávalos (Babo) hizo una alusión a ello, burlándose de la actitud de la joven. Algunos medios que cubrieron la nota la trataron como una situación inocente, aun cuando existen evidencias que muestran la normalización del acoso.

¿Y qué es el  acoso ?

Según e Instituto Nacional de las Mujeres podemos entender como acoso aciertas actitudes relacionadas con chistes de contenido sexual.

Protocolos de hostigamiento y acoso sexual. (Imagen: Gobierno Federal)

También se encuentran piropos, pedir abiertamente relaciones sexuales o sentimentales sin”presiones” o la invitación a citas de manera pública.  (Vía: Gobierno Federal)

Molestar a Yuya, o a cualquier otra mujer, en sus redes o de manera pública para que acepte a un acosador, es violencia, es ponerse del lado del agresor, amigos, dense cuenta.

Yuya es molestada en todas sus publicaciones. (Imagen:Twitter)

Eso es conocido como acoso u hostigamiento social, pero como para todos es un chiste, se suman sin entender cómo afectan la seguridad de una mujer. Se trata de pasar por encima de la libertad, seguridad y deseo de ella sólo por ver complacidos los deseos de un hombre al que muchos admiran.

Inclusive cuando se le hace burla por ser rechazado, la figura de Babo queda respaldada por quienes lo ven como un mártir. Algo así como la inexistente “friendzone”, lugar inventado por los hombres que a cambio de atenciones piden un vinculo sexo-afectivo, que cuando les es negado, al hombre se le ve con condescendencia y lástima pues él “da mucho de sí” por alguien que no lo quiere.

Un año después, los seguidores parecen no dejar ir todo este asunto, ya que el rapero comentó una vez más una publicación de la youtuber.

Esto incendió la impertinencia de los usuarios de redes sociales quienes indagan la razón por la que Yuya no quiere responder a sus “coqueteos”.

Este sistema está mal (Imagen:Twitter)

Hay muchas cosas que están mal aquí: digo, derivaron un verbo de su nombre: “yuyear”, sólo para denominar lo que consideraban una actitud grosera o indiferente por parte de la instagramer. 

Lo hicieron un chiste y con ello intentaron disfrazar la normalización de acoso que se encuentra detrás de esa expresión.

Sólo piénsenlo un poco: ¿realmente existe una razón más legítima que un “no quiero”?. Ahora bien, tampoco es normal que un hombre que ya fue rechazado siga insistiendo aún cuando sabe que su presencia es molesta.

¿Por qué esto es una situación de acoso? (Imagen:Twitter)

Al ser una figura pública, sabe que cada uno de sus comentarios tendrán eco en personas que no entienden lo que es el acoso. En la cultura machista existe la idea de que las mujeres que dicen “no” en realidad quieren decir que sí, por lo que deben ser “convencidas” o, peor aún, “conquistadas”.

Seguidores apoyan que el vocalista acose a la instagramer. (Imagen:Twitter)

¿No recuerdan a algún pretendiente que sin importar cómo lo expresaran sólo se hacia presente para robar su tranquilidad? Pues es el mismo caso, sólo que aquí hay miles de personas que sin importar los deseos de la mujer respaldan el hostigamiento y acoso del hombre.

Normalización del acoso social. (Imagen: Twitter)

¿Por qué es más importante imponer el deseo masculino ante la negativa femenina? Sencillo, porque vivimos en un cultura patriarcal que vive al servicio de lo que el hombre quiere. Si no fuera de esa manera no habrían miles de comentarios en sus fotos en las que se etiqueta al rapero.

Se prefiere apoyar al agresor sólo por ser una figura pública que en sí alude a todo el ideal del macho mexicano que fue muy bien retratado en el libro de Samuel Ramos, Psicología del mexicano.

Si ambos no fueran figuras públicas, probablemente muchas personas señalarían este acto como acoso. Como sociedad no puede extrañarnos que haya tanto casos de violencia sexual si se aplaude o se hace mofa de situaciones como esta.

Cada vez que se justifican los piropos, el acoso y en sí toda la ideología machista y patriarcal, se es parte del circulo interminable de la violencia contra la mujer.

Cada uno de los comentarios tanto del vocalista como de los usuarios de redes sociales violan el espacio personal de Yuya o de cualquier mujer y, con ello, su seguridad y tranquilidad. ¿Hasta cuándo trataremos la violencia como un juego?, ¿qué tiene qué pasar para que llamemos a las cosas por su nombre y las erradiquemos?