Controlar el COVID-19 esta en tus manos

La Dra. Karla Galaviz, Profesora Investigadora de Salud Global, nos habla de la importancia de quedarnos en casa
(Imagen: Pixabay)

Dicen que cuando te toca, ni aunque te quites. En esta ocasión, sí nos podemos quitar. Hay mucho que podemos hacer para no sucumbir al COVID-19. Esta enfermedad es causada por el virus SARS-CoV-2, un nuevo coronavirus que ataca los pulmones y puede causar deficiencia respiratoria y hasta la muerte. El 80% de las personas infectadas presentan síntomas leves o incluso ningún síntoma, el 14% enfermedad severa, y el 6% un estado crítico. La tasa de mortalidad de este virus es 10 veces mas alta que la de la influenza. Esto es, mientras que la influenza mata al 0.1% de los que son infectados, COVID-19 mata al 1%.

También te recomendamos: Quédate en casa: Así se propaga el coronavirus

Estamos enfrentando una epidemia sin precedentes porque no tenemos armas para combatir a este nuevo coronavirus. Nuestro sistema inmune esta desnudo ante este nuevo virus, no tiene anticuerpos para someter al extraño invasor. Tampoco tenemos vacuna que nos arme de anticuerpos, y se estima que su desarrollo tome aproximadamente un año. Tampoco existen medicamentos antivirales para tratar la enfermedad y no los tendremos disponibles hasta que concluyan los estudios clínicos en los próximos 12 meses.

Sin vacuna o tratamiento, se avecina una tormenta que agobiara al sistema de salud en México, una tormenta para la que no tenemos defensa. Como se esta viviendo en Italia y Estados Unidos, ningún sistema de salud tiene los recursos para soportar la cantidad de enfermos graves que llegan a las unidades de terapia intensiva: México tampoco los tiene.

(Imagen: Pixabay)

El distanciamiento físico es la única intervención efectiva que tenemos disponible para prevenir COVID-19. El virus se transmite a través de las gotitas o aerosol de saliva ya sea directamente de persona a persona, o indirectamente a través del contacto con manos o superficies. Por eso, debemos quedarnos en casa o mantener una distancia de dos metros con las demás personas. En China, esta estrategia ha logrado achatar la curva de infección, mientras que en Italia se comienza a observar un decremento en la curva. Esta estrategia no es nueva en México: en 2009, la implementamos con éxito para combatir la epidemia de la influenza A H1N1. ¿Por qué nos resistimos a implementar el distanciamiento físico en esta ocasión?

Quédate en casa, quédate en casa, quédate en casa, nos dijo el sub-secretario de salud Dr. López-Gattel. Sin embargo, siguen en marcha las reuniones, las fiestas, los aglutinamientos de personas en tiendas y mercados. Basta que haya una persona infectada en estos grupos para que en un periodo de 30 días se infecten 400 personas mas. Se estima que el 30% de las personas infectadas no presentan síntomas, por lo que alguien podría estar infectado sin saberlo y estar contagiando personas. Por eso es importante que te quedes en casa. Si tu trabajo o salud te obligan a salir, mantente a dos metros de distancia de toda persona. También puedes utilizar un paliacate o una bandana para cubrir tu boca y nariz, esto para bajar la probabilidad de que contagies a otra persona.

El numero de casos confirmados se duplico en 6 días, alcanzando 1,378 casos y 37 muertos al 1 de abril, lo que es un subestimado debido a las pocas pruebas que se han hecho. Los casos seguirán incrementando exponencialmente, a menos de que implementemos el distanciamiento físico. No esperes que las instituciones o el gobierno te lo indiquen, no esperes a que el numero de muertos aumente, actúa hoy. Controlar el COVID-19 esta en tus manos.

Por: Dra. Karla Galaviz, Profesora Investigadora de Salud Global en la Universidad de Emory de Atlanta / @KarlaGalaviz10