Ya vamos por la cuarta contingencia ambiental en este 2019

Ni las demandas por la calidad del aire parecen salvarnos
Ya van cuatro alertas de contingencia ambiental en el 2019. Imagen:Twitter.

Diariamente andamos entre piel muerta, polvo, heces, humo y diversos químicos. Nos enfermamos de manera repentina y sin aparente explicación, para colmo no salimos del doctor. Pues no, no es por arte de magia, ya vamos por la cuarta contingencia ambiental de este año en la Ciudad de México, sin embargo parece que no nos percatamos de ello y seguimos contribuyendo con diversos contaminantes día con día. Si seguimos así ¿a dónde vamos a parar?

El martes, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) activó la fase 1 del plan de contingencia ambiental pues el índice de contaminantes se ubicaba en 154 puntos de ozono. Sin embargo, al no obtener una mejoría, hoy miércoles se activa una doble contingencia tanto en la CDMX como en el Estado de México. En ambas entidades se suspenderá la circulación de todos los vehículos  con holograma de verificación 2, también los hologramas de verificación uno con terminación 1, 3, 5, 7 y 9. Se pretende que con estas medidas la calidad del aire mejore un poco. Así mismo se espera que el desplazamiento por motivo de las vacaciones de Semana Santa contribuya a esta mejoría.

Como un hecho aislado no revela la gravedad de la situación, te recuerdo que el primer día del 2019 amanecimos con contingencia ambiental. En esa ocasión se registro un índice de contaminantes de 157 puntos. Ante ese escenario se activó la fase 1 de contingencia ambiental; sin embargo, la situación no mejoró del todo, la razón: la pirotecnia y fogatas encendidas por la celebración de año nuevo. No se trata de un accidente o de una celebración inocente, todos sabemos el costo de salud que conlleva la mala calidad del aire.

El 11 de abril también se activó la fase 1 de contingencia ambiental, esa vez en índice de contaminantes oscilaba entre 155 y los 157 puntos. De tal manera, se hizo presente el doble no circula. Así mismo, se pidió a la ciudadania que tomaran precauciones al salir de casa como utilizar cubrebocas y estar expuestos al aire libre el menor tiempo posible. Al observar estos cuatro casos nos es posible entender la gravedad del problema, cada una de nuestras acciones contribuyen a la mala calidad del aire. En este sentido, estas son los contaminantes con los que contribuimos día a día:

  • Humo de cigarro
  • Escape de los automóviles
  • Quema de diésel
  • Polen  y esporas
  • Heces y piel muerta
  • Pirotecnia
  • Fogatas

Si vives en la CDMX existen alternativas que nos permiten desplazarnos sin emitir tantos contaminantes, por ejemplo el uso de la Ecobici, mobike o LimeBike. De ser posible, caminar también es otra opción que inclusive te ayudará a mejorar tu ritmo cardiaco. Seamos más responsables por nuestra salud y por la de nuestra ciudad.