En el 2019, ya van cuatro bodas que terminan en tragedia

Huatulco, Montamorelos, Campeche y Villa Victoria son algunos de los lugares donde las bodas han terminado mal
En el 2019 ya van cuatro bodas que terminan en tragedia

En Huatulco, Morelos, Monterrey y Campeche, bodas han terminado en peleas campales. Sin embargo, en la comunidad San Marcos La Loma, Estado de México, una acabó en tragedia cuando el novio intentó detener la riña y fue asesinado este sábado, primero de junio.

En medio de la pelea, que se desató aproximadamente a las diez de la noche, el novio, Hugo, sufrió un impacto de bala. Ya se inició la investigación correspondiente por parte del Ministerio Público y la Fiscalía de Homicidios, pero todavía no se ha encontrado un culpable. ( (Vía: Vanguardia)

Hugo, de 25 años de edad, fue trasladado al hospital Guadalupe Victoria en el centro del municipio Villa Victoria. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de los doctores, el joven murió recibiendo atención médica.

En el caso de Huatulco, un grupo de personas alcoholizadas acudieron a una boda a pedir bebidas alcohólicas. Al negarles la petición, empezaron a lanzarle piedras a los invitados. La pelea continuó hasta que se dispararon armas de fuego, lo que causó la muerte de uno de los hombres alcoholizados. Esto sucedió en abril de 2019. (Vía: Proceso)

Escena del crimen en el salón donde fue la boda (Imagen: Especial)

Igualmente, el 2 de mayo de 2019, durante una boda en Monterrey, sucedió otro enfrentamiento en otra boda. Varios hombres se golpearon en el estacionamiento de la boda mientras diversas mujeres intentaban separarlos. Terminaron a balazos que presuntamente hirieron a una mujer.

El 22 de enero de 2019, también sucedió una pelea durante una boda en Campeche. Al festejo asistieron hijos de empresarios y políticos mexicanos. No se sabe bien por qué empezó la riña (algunos dicen que fue por el centro de mesa), lo que sí es que ocurrió en el vestíbulo del salón y hasta hubo video. (Vía: El Siglo de Torreón)

Pareciera que este año ha sido uno de bodas fallidas, si bien algunas no pasan de anécdotas chuscas y moretones, hay otras que cobraron la vida de una persona.