Se viraliza corto animado homofóbico de los Testigos de Jehová

Video homofóbico de Testigos de Jehova es criticado en redes

Hace unos días se hizo viral un corto animado en el que la organización religiosa de los Testigos de Jehová busca “enseñar” a niños pequeños sobre el matrimonio igualitario y la homosexualidad. El video no es nuevo, se produjo originalmente en inglés en el 2016 y forma parte de toda una saga de historias breves que fueron duramente criticadas por considerarlas propaganda y adoctrinamiento.

El corto, recientemente doblado al español, comienza bastante ‘bien’: una niña llega a su salón de clase y toma el dibujo de su familia y observa otro: una familia lesbomaternal; lleva su dibujo a su mamá y le comenta de la otra familia y que su maestra dice que lo único que importa es que la gente se quiera y sea feliz.

La madre, algo consternada, le dice que “la gente tiene diferentes opiniones de lo bueno y lo malo”… Y si se hubiera quedado ahí, sería un buen video, pero no: continúa. “Lo que importa es lo que quiere Jehová”, y luego lanza una retahíla homófoba vagamente sostenida en versículos de la Biblia y termina con la niña diciendo que va a adoctrinar a su amiga de la familia lesbomaternal.

Esta no es la primera vez en México o en el mundo que los Testigos de Jehová se han visto en medio de polémicas por homofobia, transfobia o, inculso, señalamientos de comportamientos cultistas. Esa misma serie de animaciones, “Caleb y Sophia, haciéndose amigos de Jehova”, fue duramente criticada en sus 22 capítulos.

Tampoco es que sea la única institución religiosa que, oficial e institucionalmente reafirma posturas de odio: la Iglesia católica, por ejemplo, insiste en que el matrimonio igualitario no tiene espacio en su fe. (Vía: CNN Español)

Sin embargo, el video de los Testigos de Jehová va más allá que cualquier declaración del papa Francisco, pues convierte toda una posición intolerante basada en fragmentos descontextualizados de la Biblia en una herramienta propagandística específicamente diseñada para los niños.

Más allá de las falacias argumentales y lógicas que presenta, en el video de poco más de dos minutos se avientan dos ideas que nos hicieron preocuparnos: que la homosexualidad es una decisión y que, por tanto, puede cambiarse, y que es perfectamente normal y hasta aconsejable adoctrinar a gente ajena a la fe de uno.

La niña le dice a su madre “¡Yo quiero que todos entren al paraíso!”, a lo que la madre responde “Jehová también, ¿y sabes qué?, la gente puede cambiar”. Dado que el único tema del video es la homosexualidad, pareciera que se está diciendo explícitamente que la homosexualidad se puede corregir o que es una decisión.

Esto es muy similar a la retórica de las “terapias de conversión”, consideradas por organismos internacionales y varios países como tortura sexual, física y psicológica, por lo que en cada vez más lugares están siendo prohibidas.

El video cierra con la madre y la hija diciendo que su labor es “predicar” para que la gente cambie; tras eso, le pregunta a su hija qué puede decirle a su compañera con dos madres y la niña enlista los beneficios del Paraíso.

¿Este discurso no es, justamente, el que repiten adultos y niños cuando acosan y agreden a miembros de la comunidad LGBT+, no es la misma razón por la que, dicen muchos, “no estamos listos” para hijos de familias homoparentales o lesbomaternales?

Nos comunicamos con la rama mexicana de los Testigos de Jehová en busca de una respuesta oficial. Se nos pidieron las preguntas por escrito y, hasta el cierre de esta nota, no hemos recibido las respuestas.

ACTUALIZACIÓN: La organización de los Testigos de Jehová finalmente respondió a nuestras preguntas, las que transcribimos a continuación.

A la pregunta explícita de si son conscientes que discursos como el que manejan en el video han servido de justificación para crímenes de odio, nos respondieron:

“Desconocemos en qué sentido podría generar odio contra la comunidad LGBT. El propósito del video es exponer con claridad y sencillez lo que la Biblia enseña sobre el matrimonio. Los testigos de Jehová no somos homofóbicos, sino que respetamos a todo el mundo, incluidos los homosexuales. Muchos pueden atestiguar esto porque han visto que nuestras labores de socorro y las clases de la Biblia que impartimos, se dirigen a todo tipo de personas, sin discriminación.” 

Hay un punto del video en el que la madre le menciona a su hija que, si alguien quiere entrar al paraíso “puede cambiar”, esto empata con el discurso que por décadas han utilizado centros de “terapia de conversión”, considerada ya por la ONU como tortura. A este señalamiento, respondieron:

La Biblia no dice nada específico sobre la genética de la homosexualidad ni sobre la causa de los deseos homosexuales. Pero la Biblia sí dice que todos tenemos la capacidad de controlar nuestros deseos por voluntad propia, y eso nos dignifica. Hasta alguien heterosexual que quiere obedecer a Dios deberá controlarse para vencer algunas tentaciones que se le presenten. Aunque nos regimos por el código moral de la Biblia, no imponemos nuestro punto de vista a los demás.”

Raúl Cruz V. (@rcteseida)