Se recupera el último paciente de COVID-19 en Nueva Zelanda

Llevan 17 días sin presentar contagios
(Imagen: Flickr)

Parece que Nueva Zelanda se ha librado del coronavirus que causa COVID-19. El ministro de salud informó la noche del domingo 7 de junio que el país ya no tiene casos activos.

También te recomendamos: Primera ministra de Nueva Zelanda se bajó el sueldo por crisis del coronavirus

Nueva Zelanda, bajo el liderazgo de la primera ministra, Jacinda Arden, implementó uno de los confinamiento más estrictons en todo el mundo, ya no tiene casos activos de coronavirus. El último caso de COVID-19 se informó el 22 de mayo.

El último paciente, una persona de más de 50 años, fue dado de alta después de no mostrar síntomas durante 48 horas.

“Esta es una muy buena noticia para la persona interesada y también es algo de lo que el resto de Nueva Zelanda se puede alegrar”, dijo la directora general de Salud, Dra. Ashley Bloomfield, en un comunicado.

(Imagen: Twitter / Ministerio de Salud de Nueva Zelanda)

“No tener casos activos por primera vez desde el 28 de febrero es sin duda una marca importante en nuestro viaje, pero como hemos dicho anteriormente, la vigilancia continua contra COVID-19 seguirá siendo esencial,” señaló Bloomfield.

El mismo comunicado informa que van 17 días que se informó el último caso nuevo en Nueva Zelanda.

El número total de casos confirmados se mantiene en Nueva Zelanda es de 1,154, por lo que su total de casos confirmados y probables permanece en mil 504. Mientras que el total de recuperados es de mil 482.

“Mantenemos nuestro enfoque de prueba bajo revisión constante. Los neozelandeses pueden estar seguros de que nuestra capacidad sigue siendo alta y que las pruebas en la frontera y en nuestras comunidades continuarán siendo una parte esencial de nuestra estrategia de eliminación de COVID-19,” informa el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda en el comunicado.

Se espera que Jacinda Ardern se dirija a la nación para informar a los neozolandeses sobre los pasos a seguir tras esta noticia.

Con información de Ministerio de Salud de Nueva Zelanda