Caravana migrante: México envía militares a frontera de Guatemala

Militares y agentes migratorios fueron enviados a frontera con Guatemala para frenar avance de hondureños de manera "segura, ordenada y regular"
(Imagen: INM)

El 1 de octubre partió una nueva caravana migrante desde Honduras. Ante esta movilización, el gobierno de México desplegó el viernes a cientos de militares y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) para detener el avance de los hondureños.

“El comisionado del INM, Francisco Garduño Y., acompañado del Gral. Vicente Hernández, comandante de la 36a. Zona Militar, realizó pase de lista en Ciudad Hidalgo, Chiapas, a cientos de Agentes Federales del INM que mantendrán una migración segura, ordenada y regular en la frontera sur”, publicó el INM en su cuenta de Twitter.

Además de la migración “segura, ordenada y regular”, Francisco Garduño “reafirmó el compromiso” del INM para cumplir con la Ley de Migración y “garantizar un trato con humanismo y respeto a los derechos humanos”.

También te recomendamos: Hambre y muerte: los dos actores que detonaron la caravana migrante a EEUU

La dependencia informó que se desplegaron elementos de la Guardia Nacional, la Marina y agentes migratorios en El Ceibo, en Tenosique, Tabasco, en la frontera con Guatemala. También llegaron a Ciudad Hidalgo, que colinda con Tecún Umán, Guatemala, y Huixtla, Chiapas, más al norte de Tapachula y Ciudad Hidalgo.

¿Qué pasa si los migrantes entran a México?

Aristegui Noticias informó que, al respecto, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, indicó que el arribo de una caravana migrante de Centroamérica a México no representa un riesgo sanitario para el país. Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la movilización es “muy extraña”. También insinuó que está orquestada para influir en las elecciones estadounidenses.

“No sé en beneficio de quién o de parte de quién, pero no nos estamos chupando el dedo”, declaró el mandatario.

Argumentos similares fueron utilizados para la caravana migrante de finales de 2018. En ese entonces, simpatizantes de Trump aseguraron que los centroamericanos se dirigían a Estados Unidos pagados por algún opositor al presidente.

El medio señala que se estima que esta caravana está compuesta por unos tres mil personas. Los migrantes cruzaron desde Honduras a Guatemala el jueves pasado.

El mandatario de Guatemala, Alejandro Giammattei, informó que dio la orden de detener a cualquier persona que entrara “ilegalmente” a su país.